Llombart valora recuperar el plan de choque, en el que incluiría al IVO

Celebra que la Comunitat cuente con centros de referencia nacional

El conseller de Sanidad visitó ayer las nuevas instalaciones del Hospital de Día del Doctor Peset
El conseller de Sanidad visitó ayer las nuevas instalaciones del Hospital de Día del Doctor Peset

La Conselleria de Sanidad no acudirá a «planes alternativos» si se mantiene la demanda asistencial «en los tiempos adecuados». Pero si las listas de espera llegan a puntos insostenibles, no descarta recuperar el plan de choque y la firma de nuevos convenios con los centros privados, incluido el Instituto Valenciano de Oncología (IVO), centro del que fue director el actual conseller del ramo, Manuel Llombart hasta su nombramiento el pasado mes de diciembre.

Llombart explicaba a primera hora de la mañana en Canal 9 la postura de la Generalitat respecto a las medidas a tomar para, sin gastar mucho, mantener la calidad del sistema público. Más tarde, durante su visita al hospital Peset de Valencia, no vaciló al asegurar que, si fuera necesario, se derivarían pacientes a centros privados. «Tenemos que tratar a los pacientes oncológicos con los medios que tenemos en la sanidad pública, pero si necesitamos apoyarnos en entidades como el IVO, que son referentes en la Comunitat y en el país, pues evidentemente se va a hacer».

En la televisión pública hizo un repaso a los temas que preocupan al colectivo médico, entre los que se encuentra el de retribuciones. En este sentido, desmintió que se vaya a premiar al facultativo que vea al paciente en menos tiempo, «sino a aquél que cumpla una serie de indicadores que se dividen en calidad asistencial, asistencia sanitaria y bloque de gestión (...) A los que estén más comprometidos con la eficiencia del sistema». Estos podrán llegar a cobrar hasta un diez por ciento más. «Pero no todos».

Y es que Sanidad se propone motivar a su personal a base de retribuciones y más responsabilidades, como las que podrían traspasarse en materia de gestión. Así, una vez descartado el plan inicial que defendió su antecesor, Luis Rosado, Llombart recuerda que cuenta con profesionales «más que cualificados» - «hay talento de sobra»- para encargarse de la gestión diaria de hospitales y centros de salud. Sin embargo, y en su línea de estar abierto a cualquier posibilidad, no descartó que pueda llegarse a algún acuerdo concreto con agentes externos «si fuera necesario», pero no para el funcionamiento diario de las infraestructuras sanitarias.