MENÚ
jueves 17 octubre 2019
13:18
Actualizado

Tranquilidad, pero sin bajar la guardia

Generalitat, Gobierno central y el Ejército emiten un comunicado conjunto para desmentir bulos alarmantes y pedir a la población tranquilidad. La emergencia por lluvias ha pasado pero se pide extremar la precaución.

  • Los primeros rayos del sol alumbraban ayer la imagen de las devastación que el paso de la gota fría dejó en la Vega Baja de Alicante
    Los primeros rayos del sol alumbraban ayer la imagen de las devastación que el paso de la gota fría dejó en la Vega Baja de Alicante

Tiempo de lectura 8 min.

15 de septiembre de 2019. 19:21h

Comentada
Toni Ramos 15/9/2019

Los organismos responsables de la coordinación y respuesta ante las emergencias en la Comunitat Valenciana han emitido un comunicado conjunto para dar un mensaje de “tranquilidad” a la población ante las informaciones erróneas que están circulando sobre las consecuencias de la gota fría.

La Generalitat Valenciana, la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana y la Unidad Militar de Emergencias del Ministerio de Defensa han informado de que en estos momentos el Centro de Coordinación de Emergencias ha puesto fin a la preemergencia por lluvias y tormentas en toda la Comunitat.

Ahora bien, se mantiene la emergencia en Situación 2 por inundaciones en Orihuela y en Situación 1 en la provincia de Alicante, y la emergencia Situación 1 en la Vall d’Albaida y La Costera, en la provincia de Valencia.

Sobre la situación del municipio de Orihuela, uno de los más afectados por el temporal, han asegurado que ya no se encuentra incomunicado, y la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) confirma la bajada del caudal y no se espera una nueva subida.

Además, los efectivos de emergencias continúan trabajando en la reparación de los daños provocados en diferentes puntos del recorrido, pero la situación, insisten, es cada vez más optimista.

Han indicado además que se ha desalojado a una parte de la población de Almoradí y a parte de los vecinos de Dolores.

En el caso de Almoradí ya se ha restablecido la luz y se trabaja en devolver el suministro de agua potable, mientras que en Dolores aún no tienen luz ni agua, pero sí líneas de teléfono fijo y móvil.

Señalan que finalmente no se ha tenido que desalojar la urbanización Las Heredades, perteneciente a Almoradí, ni el municipio de Rojales, pero se ha informado a sus vecinos de los procedimientos de actuación en caso de una subida del caudal o una nueva rotura.

Esta madrugada, sin embargo sí que se ha procedido al desalojo del cámping de La Marjal en Crevillent y por la mañana el de Guardamar del Segura, este último sólo como prevención.

Desde la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) aseguran que la situación en el embalse de Santomera está estabilizada, y con respecto a la presa La Mota, la primera rotura ya está reparada y actualmente se está trabajando en solucionar la segunda, que ha tenido lugar en otro punto diferente de la primera, pero que está controlada.

El Ministerio de Defensa ha movilizado a las unidades del Mando de Operaciones Especiales (MOE) y la UME mantiene sobre el terreno a más de 600 militares de todas las Fuerzas Armadas con medios especializados.

Junto a los efectivos de la UME, en la zona trabajan más de un millar de efectivos de la Guardia Civil que durante la jornada de hoy han efectuado más de 1.900 rescates o auxilios.

En los últimos cinco días, el Instituto Armado ha auxiliado a más de 3.000 personas en las zonas afectadas por la DANA en la Vega Baja, y medio millar de efectivos de la Policía Nacional han colaborado con numerosas intervenciones en las tareas de rescate y ayuda a la población.

Ante la complicada situación, todas las administraciones implicadas en esta emergencia han trasladado a los vecinos afectados su “máximo compromiso” en la resolución de todas las incidencias importantes y les han pedido “serenidad y confianza en los servicios de emergencias”.

La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat continúa trabajando en la atención directa de las emergencias a través del teléfono 112, junto a centenares de efectivos de los Consorcios de Bomberos, bomberos forestales, efectivos de Protección Civil, policías locales y autonómicos, Cruz Roja y los Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS).

El Rey se preocupa por la tragedia

El rey Felipe VI ha departido este domingo con los presidentes autonómicos de Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunitat Valenciana y Murcia para interesarse por la situación que viven sus respectivos territorios tras las inundaciones causadas por la gota fría.

Fuentes de la administraciones regionales han confirmado las llamadas telefónicas del jefe del Estado a Juan Manuel Moreno, Emiliano García-Page, Ximo Puig y Fernando López Miras.

Este último ha publicado un tuit en el que agradece la llamada de Felipe VI para interesarse por la situación en la región.

“Me ha pedido que traslade su gratitud a todos los servicios de emergencias que han trabajado durante estos días y a los alcaldes. Casa real, siempre a nuestro lado. Gracias, majestad”, ha escrito López Miras.

En el caso de Ximo Puig, el presidente valenciano ha recibido la llamada de Felipe VI cuando visitaba una de las zonas afectadas. En la llamada, según han indicado a Efe fuentes del ejecutivo valenciano, el monarca le ha trasladado su solidaridad y preocupación.

Fuentes del gobierno castellano-manchego han indicado que el monarca y García-Page han estado conversando por teléfono unos minutos, en los que este le ha detallado su visita ayer a Caudete y Almansa (Albacete), junto a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y las incidencias que han tenido lugar durante la noche en otros puntos de la región.

El episodio de gota fría que ha devastado el sureste peninsular y ha causado seis muertos mantiene este domingo a 14 provincias del centro en alerta, aunque de menor intensidad que en días precedentes.

El Consell, a Orihuela

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado este domingo que el Consell celebrará su próximo pleno, el viernes día 20, en Orihuela, y aprobará un decreto de ayudas de carácter urgente para la reparación de los daños provocados por el temporal en la Vega Baja del Segura.

Puig ha hecho este anuncio en Orihuela, donde ha visitado el Centro de Mando de la UME junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, y ha asegurado que los ayuntamientos contarán con el apoyo del Gobierno valenciano para cubrir los gastos de sus primeras necesidades, según ha informado la Generalitat.

“Necesitamos reconstruir la comarca con ayudas estatales y europeas, un plan Marshall porque no solo hay un desastre en infraestructuras, equipamiento y vivienda sino también económicas”, ha asegurado.

Puig ha recordado además que La Vega Baja es una comarca agraria, y “hay muchas personas que se van a quedar sin trabajo” ya que el sector agroalimentario ha quedado “absolutamente arruinado”.

Del mismo modo ha reivindicado la necesidad de trabajar desde “una mirada muy clara, de solidaridad, de compromiso real de todas las instituciones”, y de forma coordinada con otras comunidades afectadas como la Región de Murcia.

“Hay ayudas de carácter regional y europeo que deben ser compartidas por todas las zonas afectadas, más allá de cualquier frontera”, ha resaltado el president, que, sin embargo, ha recordado que “la comarca de la Vega Baja tiene una especificidad y todo lo que es la ribera del Segura al paso por esta comarca ha dejado consecuencias muy graves”.

Según Puig, es además “prioritario” atender a las situaciones de emergencia que aún se dan en esta comarca y otras consecuencias del temporal, como la situación de las personas que continúan aisladas, y las poblaciones en las que no se ha restablecido la luz, el agua o la telefonía.

“El elemento fundamental es garantizar la seguridad y restablecer una mínima normalidad, y es a partir de ese momento cuando empezaremos a hablar de la reconstrucción, reparación y renacimiento de esta comarca”, ha concluido.

Como 20.500 piscinas olímpicas

El río Segura ha vertido al mar alrededor de 51 hectómetros cúbicos durante el presente episodio de gota fría, una cantidad que equivale a alrededor de 20.500 piscinas olímpicas.

Así lo han calculado expertos en materia hidrográfica, que han señalado que la cantidad podría haber sido incluso mucho mayor porque solamente el pantano de Santomera (Murcia) ha retenido un incremento estimado de unos 19 hectómetros más de los que tenía hace una semana.

Se trata un primer cálculo no oficial de la cantidad de agua que ha acabado en el Mediterráneo a la altura de la desembocadura, en Guardamar del Segura (Alicante).

Una parte de este agua ha llegado al cauce del río por las intensas precipitaciones registradas en el sur de Alicante, con valores cercanos a los 500 litros por metro cuadrado en muchos puntos, entre ellos Orihuela.

También proviene de las lluvias recogidas en las vega media y alta del Segura, a lo largo de la Región de Murcia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs