MENÚ
martes 22 octubre 2019
00:00
Actualizado

Liberan a nueve mujeres de una red de explotación sexual en Cieza

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas por explotar a las víctimas en pisos-prostíbulo

  • Agentes de la Policía Nacional durante el registro domiciliario de los pisos-prostíbulo de Cieza
    Agentes de la Policía Nacional durante el registro domiciliario de los pisos-prostíbulo de Cieza
Murcia.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de marzo de 2019. 20:10h

Comentada
A. G. V.  Murcia. 13/3/2019

La Policía Nacional ha destapado una organización criminal dedicada a la trata de personas con fines sexuales en Cieza que se ha saldado con la detención de cuatro personas implicadas en la trama, y la liberación de nueve mujeres víctimas de la prostitución y abuso sexual.

Al parecer, en agosto del pasado año, dos mujeres de nacionalidad hondureña se presentaron en las dependencias de la Comisaría de la Policía Nacional de Molina de Segura, denunciando haber viajado desde su país a territorio español mediante engaños.

Según el testimonio de las víctimas, una pareja afincada en el municipio murciano de Cieza, ella de origen hondureño y él de nacionalidad boliviana, les habían prometido un trabajo en España. No obstante, al llegar al país, tuvieron conocimiento de que habían contraído una elevada deuda por el viaje, ante la cual deberían hacer frente.

Así, la pareja coaccionó, junto con otros dos miembros de la trama criminal, a las víctimas para que se prostituyeran e, incluso, para que mantuvieran relaciones sexuales con otros miembros de la organización.

Dichos encuentros se llevaban a cabo, según el auto de la Policía, en diferentes pisos-prostíbulo regentados por distintas personas, y todo ello con el objetivo de cubrir la elevada deuda contraída.

Una vez puesta en marcha la investigación por parte de la Unidad contra las redes de inmigración ilegal y falsedad documental (Ucrif), se pudo constatar la existencia de una banda criminal, formada por cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, de entre 31 y 68 años.

Uno de los matrimonios era el que captaba a mujeres jóvenes en Honduras con falsas promesas de trabajo, y se aprovechaban de la precaria situación económica de las víctimas para engañarlas y sacarlas de su país de origen.

No obstante, nada más pisar suelo español, se les comunicaba que habían adquirido una elevada deuda, pero no les decían la cantidad concreta, y posteriormente eran obligadas a ejercer la prostitución. En muchas ocasiones, uno de los miembros utilizó su posición de superioridad para coaccionarlas a mantener relaciones con él.

Un nuevo traslado

Los agentes tuvieron conocimiento de un nuevo traslado, hace unas semanas, de una chica de Centroamérica a España. Por lo tanto, se estableció un dispositivo policial detectando la llegada de la joven a Madrid, para posteriormente llevarla a Cieza. Además, ya se había publicado en internet diferentes servicios sexuales a ofrecer por la recién llegada.

En el momento en el que uno de los miembros de la red fue a recoger a la joven, intervinieron los agentes de la Policía Nacional, y tras efectuar varios registros domiciliarios, se logró rescatar a otras seis víctimas, que fueron atendidas por la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp) de Murcia. Dos de los detenidos ingresaron en prisión.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs