Contenido patrocinado por Coca-Cola

Coca-Cola revela el número clave de su fórmula: cero

Su objetivo es alcanzar las cero emisiones netas en toda su cadena de valor en 2040

Metas y avances de Coca-Cola
Metas y avances de Coca-Cola FOTO: Teresa Gallardo | T. Nieto

Quién no ha oído hablar de la fórmula de Coca-Cola. De ese ingrediente secreto que forma parte de la mística de la marca y que, en la proporción justa, da lugar a una bebida única de la que disfrutan más de 66 millones de personas en España. Pues bien, Coca-Cola ha desvelado los números clave de su estrategia: 2040, 0 y 1,5. Esto es: limitar el aumento de la temperatura del planeta en 1,5 grados (en alineamiento con el Acuerdo de París) y lograr ser neta en emisiones para 2040.

Cuando cumple un año de su plan para la acción climática, Coca-Cola quiere demostrar su compromiso con nuevos y ambiciosos objetivos basados en criterios científicos. «Nuestra meta es alcanzar la neutralidad en carbono en 2040, una década antes de lo marcado por Europa», reveló Carmen Gómez-Acebo, directora de Sostenibilidad Coca-Cola Europacific Partners Iberia. Un nuevo paso en un camino en el que la compañía ha conseguido en solo 10 años reducir sus emisiones en España en casi un 45%, en toda su cadena de valor. En cuanto a Europa Occidental, el plan de acción climática de Coca-Cola también contempla una nueva y más inmediata meta: reducir en un 30% las emisiones en su cadena de valor para 2030 (con respecto a 2019).

En este trayecto hacia el cero, Coca-Cola ha decidido ir por el camino más exigente: el de reducir sus propias emisiones antes de compensarlas. «Hemos optado por centrarnos primero en reducir emisiones en todo lo posible», afirma Gómez-Acebo. Y explica: «Cuando no podamos reducir más, y solo entonces, nos serviremos de proyectos validados para compensar. Pero será una solución temporal, hasta que se puedan implementar nuevas iniciativas para seguir reduciendo».

Más del 90% de las emisiones generadas por Coca-Cola son aquellas sobre las que no tiene un «control directo». Por eso, ha anunciado que reducirá emisiones en cinco áreas principales: operaciones, envases, ingredientes, equipos de frío y transporte. Para ello, afirma que se unirán con proveedores estratégicos que utilicen un 100% de electricidad renovable en todas sus operaciones para 2023.

En el ámbito de los ingredientes, Coca-Cola trabaja para que todas las materias primas que utilizan provienen de fuentes sostenibles. De hecho, el 100% de los proveedores de azúcar, pulpa y papel cumplen con sus Principios Rectores de Agricultura Sostenible. En cuanto a los envases, afirma que antes de su desarrollo han sido pensados y diseñados para minimizar su impacto ambiental. Por eso, casi el 100% (el 99,7%) de los envases de Coca-Cola son reciclables a día de hoy en España. Esto es: pasan por un proceso que los convierte en unas pequeñas bolitas que formarán parte de la materia prima utilizada para crear una nueva botella.

En España, cada uno de los envases contiene un 25% de PET reciclado, una cifra que aumenta hasta el 50% en el caso de bebidas sin gas y zumos. A partir del año que viene, más de la mitad del material utilizado en todos los envases de PET de Coca-Cola será plástico reciclado, que significará una reducción del 17% de su huella de carbono. Además, ha venido reduciendo la materia prima con la que fabrica sus envases. Gracias al aligeramiento de sus envases, ha conseguido ahorrar 22.000 toneladas al año. Como ejemplo, sus latas son un 60% más ligeras que hace 30 años.

Como vemos, el ecodiseño juega un papel clave. En este sentido, Coca-Cola se ha adelantado a los requisitos de la normativa europea sobre plásticos de un solo uso y ha desarrollado un hito en ecoinnovación: tapones unidos a las botellas. España ha sido el país piloto para esta prueba, cuyo objetivo es facilitar su reciclaje. «En los últimos años hemos invertido más de 180 millones de euros en ecoinnovación», apunta GómezAcebo.

Además, para lograr la descarbonización total, Coca-Cola trabaja desde hace años para que el 100% de la energía que utiliza en sus plantas en España proceda de fuentes renovables. De hecho, seis fábricas en Europa Occidental se convertirán en neutras en carbono a finales de 2023. La situada en la localidad de Villas del Turbón (Huesca) fue la primera en Iberia en ser certificada como neutra en carbono.

Otro punto esencial es la renovación de los equipos de frío. Desde 2010, las emisiones generadas por estos equipos se han reducido en un 65%. Un logro fruto de la inversión en tecnología de vanguardia para reducir emisiones. De hecho, el 70% de las «neveras» de Coca-Cola ya son Connected Coolers, equipos de última generación diseñados para disminuir el consumo energético y la huella de carbono. En esta línea, también cabe destacar la progresiva incorporación de vehículos eléctricos e híbridos en la flota de Coca-Cola. En total, se incorporaron 190 vehículos híbridos a la flota comercial de Iberia en el último año y, además, emplea ya 700 rutas ferroviarias, el doble que en 2020.

Un proyecto de LR Content para Coca-Cola