Lujo

Los 5 platos más deliciosos y caros del planeta

Hoy nos vamos de viaje gastronómico. Recorremos el mundo para degustar un menú de diez, haciendo parada por algunos de los platos más caros del planeta. ¿Te vienes?

Buddha Jumps Over the Wall - Reino Unido

Empezamos nuestra ruta cinco estrellas en Reino Unido. Para descubrir este plato, nos hemos ido a los Premios Guiness World Records ya que tiene la etiqueta de la sopa más cara del mundo. Esta sopa contiene aleta de tiburón, abulón (molusco), flor de hongo japonés, pepino de mar, vieiras secas, pollo, jamón huan, cerdo y ginseng. Si quieres comerla debes ir al restaurante londinense Kai Mayfair, reservarla con cinco días de antelación y pagar unos 200€.

Zillion Dollar Frittata - Nueva York

¿Te gusta la tortilla? Pues imagínate si la pruebas con bogavante y grandes cantidades de caviar Sevruga. La ecuación se eleva al infinito... Hablamos de la Zillion Dollar Frittata, la tortilla más cara del Le Parker Meridien Hotel de Nueva York. Y del mundo. Por 1.000€ puedes probarla.

Bellisima Pizza - Nueva York

Seguimos en Nueva York para probar una pizza repleta de sabor... Y lujo. Nos vamos hasta Nino’s Bellissima Pizza, en Manhattan, para degustar una de las pizzas más delicatessen del mundo. Incluye caviar Beluga, langosta, crema fresca, un rollo de salmón, cebollino y pasta de wasabi. Por 800 € la tienes.

Fresas Arnaud - Nueva Orleans

Después de la sopa, la tortilla y la pizza, llega el turno de enloquecer con el postre. Nos vamos hasta Nueva Orleans para degustar unas fresas frescas y naturales bañadas en salsa de vino Oporto, nata montada, helado de vainilla, menta y una botella de licor de 20.000€. Pero la joya de la corona (o del postre en cuestión) es lo que esconde el plato. ¡Un diamante rosa de 7,09 quilates! Puedes probar las Fresas Arnaud y llevarte la joya por unos 4.000.000 €.

Cóctel 27.321 - Dubái

Para poner el broche de oro después de estos ricos platos, nos vamos ahora hasta el hotel mas famoso y lujoso de Dubái, el Burj Al Aran. Un viaje que merece la pena para disfrutar de la arquitectura ultramoderna y la vida nocturna de Dubái, además de para probar el cóctel más caro creado jamás. El coctel 27.321 está hecho con whisky de Malta de color natural de Moray y azúcar de Marcacuyá y se sirve en un vaso de oro de 18 quilates. Tiene un precio de 2.780€.