El estilo inconfundible de Porsche queda reflejado en su nueva colección de relojes

Los nuevos relojes de Porsche Desing te permitirán controlar tus tiempos tanto en la carretera como fuera de ella.

Los inicios de los relojes de Porsche se remontan a 1972, cuando el cronógrafo I eléctrico de Porsche Desing se instaló como complemento adicional en el salpicadero del Porsche 911, con el fin de que el piloto pudiera ver los tiempos de sus vueltas. Con el paso del tiempo, fue modernizándose hasta llegar a convertirse en un instrumento con una pantalla digital y una manecilla.

Cualquier amante de la firma de superdeportivos suspiraría por un complemento como los Porsche Design Tiempieces, que están disponibles a partir de este mes de septiembre. Y es que, además de tener una estética sublime y estar elaborados bajo las técnicas de la relojería suiza, están totalmente inspirados en los deportes de motor. El resultado son unas piezas llenas de diseño y funcionalidad.

El material común que une a todos los relojes del catálogo de Porsche, y que los hace tan exclusivos, es el titanio, una innovación que solo una casa experta en la fabricación de automóviles y motores para coches deportivos podría emplear.

Ahora Porsche ha vuelto a sorprender con su nueva colección de cronógrafos de muñeca que recuerda a los que integra en sus vehículos, y que está pensada en exclusiva para los propietarios de un Porsche Panamera.

Se trata del la línea Porsche Design Sport Chrono, unos magníficos relojes de alta gama con movimiento automático en los que priman la combinación de los materiales de gran calidad, el rendimiento de la construcción de un coche de Porsche, y su diseño clásico.

Este modelo está disponible en dos versiones. La primera, es la de Subsecond, un reloj en tres combinaciones de colores diferentes: Titanio y Negro, Titanio y Azul o Titanio y Marrón de diseño atemporal, que tiene un pequeño segundero independiente a las 6 horas, y que funciona gracias al calibre desarrollado por Posrche Design con certificación C.O.S.C., WERK 03.200. Su precio es de 4.337,86 euros.

La segunda de las versiones es la del cronógrafo automático que utiliza un calibre WERK 01.100 y un diseño aún más exclusivo. Es un reloj de pulsera con fondo de cristal de zafiro a través del que se observa el rotor con el logotipo de la firma de automóviles (Icon Rotor) sobre la esfera negra mate. Además, está decorado con un total de 25 piedras preciosas incrustadas. Su correa de cuero genuino es la que se emplea para los coches Porsche y la hebilla de titanio tiene botones de seguridad. También destaca sobremanera el segundero rojo con la punta blanca y su contador de 30 minutos a las 12 horas y contador de 12 horas a las 6 horas. Una joya que ya puede ser tuya por 5.605,10 euros.

Las características comunes que poseen ambos modelos son el tamaño de diámetro de la caja, de 42 milímetros, el modelo de brazalete a escoger entre el de cuero o el que va a juego con el color de la esfera, el cierre de titanio, el cristal de zafiro y los siete tratamientos antirreflectantes que facilitan una visión exquisita.