Madrid

Luz verde al parking disuasorio de Hortaleza

El aparcamiento de Fuente de la Mora contará con 368 plazas para coches y 35 para motos. Su presupuesto base es de más de 1,8 millones de euros. Se trata del segundo aprobado por el Consistorio

Contará con 368 plazas para coches: 347 para vehículos automóviles, nueve para vehículos eléctricos y 12 plazas accesibles para vehículos adaptados –una de ellas para coche eléctrico–. Mientras, las motos tendrán a su disposición 35 espacios. Estas son las principales características del aparcamiento disuasorio de Fuente de la Mora, en el distrito de Hortaleza. Antes de que termine el año, el Ayuntamiento de Madrid autorizará el contrato de obras de este parking cuyo presupuesto base de licitación será de 1.825.055,50 euros.

Se trata del segundo de los parkings disuasorios, tras el de Pitis, que anuncia la corporación municipal. En total, el Consistorio liderado por José Luis Martínez-Almeida y el área de Medio Ambiente y Movilidad presidido por Borja Carabante, tiene la intención de aprobar un total de 14 instalaciones similares a lo largo de la presente legislatura. No en vano, este tipo de aparcamientos responden a la Estatregia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, que nace como complemento a Madrid Central y con el objetivo de mejorar la calidad del aire no solo en el centro de la capital, sino en los 21 distritos que la conforman.

Con estos parkings, la finalidad es la de evitar que los madrileños utilicen sus vehículos para entrar en la ciudad. De ahí que se estén proyectando en los accesos a Madrid, concretamente en zonas como intercambiadores, estaciones o paradas de transporte público colectivo.

En el caso de Fuente de la Mora, el Ayuntamiento señala que el aparcamiento contará con un «marcado carácter intermodal», ya que en esta estación del mismo nombre y perteneciente a la red de Metro Ligero de Madrid confluyen las líneas de Cercanías C-1, Aeropuerto T4, Príncipe Pío, C-7 Alcalá de Henares-Fuente de la Mora, C-10 Villalba-Fuente de la Mora, L1 Pinar de Chamartín-Las Tablas y dos líneas de autobuses de la EMT: las líneas 125 Mar de Cristal-Hospital Ramón y Cajal, y la 150 Puerta del Sol/Sevilla-Colonia Virgen del Cortijo.

Para este inminente 2020, el Ayuntamiento también ha presupuestado la construcción de los aparcamientos de Aravaca, Canillejas, Aviación Española, Mar de Cristal y Villaverde Bajo-Cruce. El actual Gobierno recuerda que la corporación de Manuela Carmena prometió un total de 12 aparcamientos disuasorios para 2017, objetivo que posteriormente retrasó a 2021. Sin embargo, solo formalizó un contrato marco para la redacción de los documentos previos de esas instalaciones, sin que finalmente se ejecutara ninguno. Del mismo modo, el Gobierno de Carmena firmó un convenio con el Atlético de Madrid para erigir un aparcamiento disuasorio en el Wanda Metropolitano. Un parking que acabó construyendo el club colchonero.

El anterior aparcamiento de Pitis, ubicado en el barrio de Mirasierra y primero de los prometidos por el Ayuntamiento de PP y Cs, fue aprobado tras autorizarse un contrato por valor de 2,4 millones de euros. En ese caso, el número de plazas se eleva a 455: 399 para turismos, 34 para motos, 12 para vehículos adaptados y 10 para eléctricos, además de espacios para bicicletas.

El triple del presupuesto para estas instalaciones

En los presupuestos municipales, aprobados el pasado lunes, la cantidad destinada a los aparcamientos disuasorios alcanza los 15,43 millones de euros. Un importe que supone un incremento de 10 millones y del 198,45% con respecto a la inversión realizada por el Ayuntamiento de Ahora Madrid, que solo destinó 5,17 millones de euros. Prácticamente, el triple.