Desmantelada una banda especializada en robar en tiendas de ciudadanos chinos

El objetivo que perseguían era sustraer bebidas alcohólicas, tabaco, material informático, material de telefonía y dinero en efectivo. Operaban en Madrid y Toledo

Thumbnail

Agentes de la Guardia Civil, en el marco de la operación “Cerbero Mantua”, han logrado detener a los integrantes de un grupo que se había especializado en robar establecimientos de hostelería, restauración y alimentación en localidades de la Comunidad de Madrid y Toledo.

Desde el pasado mes de noviembre, la Guardia Civil viene detectando el incremento de denuncias formuladas por ciudadanos de origen asiático, que manifestaron haber sido víctimas de robos con fuerza en sus establecimientos comerciales.

La investigación arrojó que el grupo solía actuar de noche, aprovechando que el establecimiento estuviera cerrado, estando los autores especializados en la inhibición de los sistemas de alarma para evitar ser detectados. El objetivo que perseguían era sustraer bebidas alcohólicas, tabaco, material informático, material de telefonía y dinero en efectivo.

En un primer momento la investigación se centró en localizar posibles receptadores de la mercancía, estableciendo dispositivos en toda la Comunidad de Madrid con la finalidad de ubicar e identificar tanto a quién se encargaban de adquirir la mercancía robada como a los autores de los robos.

Durante la pasada semana, una vez que la investigación desarrollada había propiciado la obtención de suficientes indicios, se procedió a la detención de cuatro ciudadanos rumanos con edades comprendidas entre los 46 y los 20 años de edad, miembros del grupo investigado.

La Guardia Civil desmantela una banda de rumanos que robaba en establecimientos chinos
La Guardia Civil desmantela una banda de rumanos que robaba en establecimientos chinosGuardia Civil (nombre del dueño)

Los detenidos, minutos antes habían logrado robar en un establecimiento de la localidad madrileña de Las Rozas, un total de 150 botellas de alcohol de diferentes marcas, entre otros efectos. Además, tras la práctica de dos registros domiciliarios efectuados en el barrio de Carabanchel de la Capital, fueron localizados material informático, licores, tabaco, material electrónico, dinero en efectivo y una gran cantidad de herramientas, principalmente ganzúas y llaves falsas utilizadas para la comisión de los robos.

La investigación culminaba con la identificación y localización del receptador de la mercancía robada, un ciudadano chino de 48 años, en cuyo restaurante los agentes intervinieron varios de los efectos sustraídos y que motivaron su detención.

Los encargados de realizar la investigación han sido el Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid y el Área de Investigación del Puesto de Majadahonda.