La San Silvestre Vallecana cruza los dedos para 2021

El keniata Ebenyo y la etíope Densa se imponen en una carrera sin la “magia” de su recorrido habitual

La atípica San Silvestre despidió 2020 en su versión internacional sin salir de Vallecas
La atípica San Silvestre despidió 2020 en su versión internacional sin salir de Vallecas FOTO: Jesús Hellín Europa Press

La carrera con mayúsculas del fin de año también se ha visto afectada por la pandemia. Ayer, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, participó en la salida de la categoría Élite Femenina de la carrera San Silvestre Vallecana 2020 junto a la concejala delegada de Deporte, Sofía Miranda, y la concejal de Villa de Vallecas, Concha Chapa, en donde ha destacado que en este año “tan distinto a todos los demás”, esta prueba “también presenta una imagen diferente, pero tiene el sabor de siempre y hay un ambiente festivo a pesar de todo porque Madrid quiere seguir siendo la ciudad de siempre”.

Debido a la pandemia, la San Silvestre popular se ha transformado en una prueba virtual, pero las categorías Élite Femenina y Masculina han realizado de forma presencial un recorrido de cuatro vueltas a un circuito de 2,5 kilómetros en los aledaños de la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano, en el Ensanche de Vallecas. En total, 400 atletas profesionales, 250 hombres y 150 mujeres, han luchado por la victoria en esta emblemática prueba.

Villacís ha señalado que la carrera virtual ha sido un éxito, “con un nivel de participación muy alto de atletas de Madrid, que nos tiene que hacer sentir orgullosos de la solidaridad de los madrileños y que es una muestra de las ganas que tenemos de salir juntos de esta pandemia”.

El atleta keniata Daniel Simiu Ebenyo y la etíope Yalemzerf Yehualaw Densa se proclamaron vencedores de la 56 edición de la Nationale-Nederlanden San Silvestre Vallecana, después de dominar con autoridad sus respectivas carreras.

La cita atlética con la que Madrid despide deportivamente el año 2020 echó seguramente de menos la ‘magia’ de su recorrido habitual y el ver como las calles se inundan de corredores para la prueba popular, y los espectadores que se acercaron al circuito del Ensache de Vallecas no fueron testigos del habitual espectáculo de una San Silvestre marcada por el viento y por el gran dominio de sus dos ganadores.