¿Puede Madrid aspirar ahora a unas Olimpiadas? Esto piensa el Ayuntamiento

La oposición está dividida: unos lo consideran una gran oportunidad; otros, una mala idea, sobre todo en estos momentos

La oposición está dividida: unos lo consideran una gran oportunidad; otros, una mala idea, sobre todo en estos momentos.
La oposición está dividida: unos lo consideran una gran oportunidad; otros, una mala idea, sobre todo en estos momentos.ciprianoLa Razón

Todo Ayuntamiento, de cualquier signo político, aspirar a alcanzar hitos que marquen un antes y un después en el devenir de la ciudad. Y uno de ellos sería convertir a Madrid en sede olímpica por primera vez en su historia. Hace pocas fechas, la capital saldó otra deuda histórica al ser distinguida como Patrimonio Mundial de la Unesco. ¿Dará el paso el actual Consistorio para luchar por unos nuevos Juegos Olímpicos?

La respuesta más inmediata sería la del «paso a paso». «El objetivo para esta legislatura es que Madrid se convierta en una referencia internacional del deporte», explica a LA RAZÓN la concejala de Cultura, Turismo y Deportes, Andrea Levy. Ya no solo «porque aquí se celebren eventos de envergadura como la Mutua o la Copa Davis, sino porque se están haciendo inversiones muy fuertes en todos los distritos para mejorar y dotarlos de instalaciones deportivas de calidad». Por ello, presentar una candidatura «es un asunto que se verá con el tiempo. Pero para llegar hasta ahí tenemos un largo camino por recorrer. Hasta el último minuto seguiremos trabajando para que Madrid sea un referente del deporte a nivel mundial».

Sofía Miranda, concejala delegada de Deportes, cree que nuestra ciudad «nunca ha dejado de soñar con los Juegos, y nada me haría más ilusión que poder trabajar en una candidatura». Sin embargo, coincide con Levy; «Hay trabajo previo por hacer, y no pasa solo por hacer grandes infraestructuras ni atraer grandes eventos. Pasa por el despertar del deporte municipal. Si no conseguimos que la gente se vuelva a enganchar con el deporte, el resto no funcionaría».

Así, recuerda el objetivo logrado de hacer de Madrid la Capital Mundial del Deporte para 2022. Un «aliciente para volver a recuperar la ilusión por el deporte. Queríamos que la ciudad volviera a vibrar. Hemos estado trabajando dos años para volver a reactivar el sector, y ahora España y el mundo han comprobado que tenemos esa ilusión».

¿Qué opinión tienen en la oposición al respecto? Desde Más Madrid consideran que, «hasta ahora, la experiencia no ha sido nada positiva. No es el momento ni lo que la ciudad necesita en estos momentos. Hace muchos años que los JJ OO no son una buena experiencia para las ciudades, ni desde el punto de vista económico, ni urbanístico, ni social o medioambiental, más allá de intereses especulativos».

Así, la formación liderada por Rita Maestre piensa que «las inversiones deben ocuparse de temas más estratégicos para la ciudad. En todo caso, cualquier decisión debería ir acompañado de un gran debate de ciudad y de una consulta popular». En ese sentido, opinan que el alcalde «debe ponerse a trabajar de una vez, porque llevamos dos años en la nada. No olvidemos que nuestra ciudad ha caído estrepitosamente en el ranking de calidad de vida de las ciudades No hay varitas mágicas para solucionar los grandes problemas; hacen falta buenas políticas, ser más alcalde y menos tertuliano».

Para Mar Espinar, portavoz del PSOE, son los vecinos y vecinas los que deben ir por delante. «Lo que hay que hacer en estos momentos es preocuparse por ayudar a aquellos que están teniendo problemas para recuperar su situación económica anterior a la crisis sanitaria», explica. «Luego hay que valorar si el despilfarro de los intentos anteriores ha dejado alguna instalación que pueda servir para recibir unas olimpiadas en el futuro, o si hay que hacer todo de cero. Habrá que hacer números y ver cuánto nos puede costar esta aventura». Y si bien «la ciudad merece en algún momento vivir unos Juegos», deberá ser «siempre de manera sostenible y contando con un verdadero apoyo ciudadano»

En Vox señalan que, «pasar a la posteridad por haber conseguido unos Juegos es la mayor tentación de cualquier alcalde de una capital europea; así lo intento Alvarez del Manzano para 2012, Ruiz-Gallardón para 2016 y Ana Botella para 2020, como recuerda el concejal Fernando Martínez-Vidal.

Y estamos seguros de que la misma idea rondará por la cabeza de Martinez-Almeida. Sin embargo, «el alcalde debería empezar por abajo, aunque eso no sea lo que dé más titulares o aporte mayor rédito político, arreglando los patios y canchas de los colegios, manteniendo y promoviendo las instalaciones deportivas básicas de parques y distritos y apoyando, de verdad, a los clubes modestos y al deporte de base en los barrios de la ciudad. Los juegos no son sólo grandes instalaciones, también hay que llenarlos de atletas». Porque «unos Juegos son una gran oportunidad para apoyar a los deportistas, creando un programa de ayudas al deporte olímpico en Madrid y construyendo las instalaciones deportivas que quedarán como legado para la ciudad», apunta Martínez-Vidal.

La formación liderada por Ortega-Smith piensa que Madrid «debe presentar su candidatura, porque más allá del objetivo deportivo, se trataría de una candidatura de toda España que, en tiempos de crisis y pandemias, representaría para la sociedad madrileña y española esos necesarios proyectos que le devuelvan esa ilusión colectiva como Nación»: generaría oportunidades, riqueza y empleo. No en vano, recuerdan que el Acuerdo de Investidura firmado entre Vox y PP, «y que ha permitido a Almeida ser alcalde de Madrid, incluye en uno de sus puntos el apoyo a la presentación de una Candidatura Olímpica».