Noticias destacadas

Sucesos

El autor del doble atropello mortal de Madrid, un español de 31 años y con numerosos antecedentes

Pedro V.S. había sido identificado horas antes del atropello como autor de un delito de hurto denunciado en la zona de Vallecas, probablemente al sustraer el catalizador de un coche.

El autor de los atropellos mortales en el Paseo de Extremadura (Madrid), que han dejado dos personas fallecidas y varios heridos, se habría entregado esta tarde en una comisaría del distrito de Latina, el mismo en el que ha tenido lugar el suceso, "ante la presión del dispositivo policial". Tras arrollar a varias personas matando a dos de ellas, dejó el coche y huyó a pie, momento desde el cual estaba siendo buscando por las fuerzas de seguridad del Estado, que le tenían identificado. En un par de día podría pasar a disposición judicial.

El conductor es un varón nacido en 1991, de 31 años, de nacionalidad española y cuyas iniciales corresponderían a Pedro V.S., al que busca la Policía y que huyó a pie, según pudo saber La Razón. Además, fuentes de la investigación han apuntado que no tenía carné de conducir en vigor y contaba con antecedentes por robos de catalizadores y una requisitoria vigente., razón por la que habría huido al recibir el alto de los agentes. Los responsables de investigación le vinculan también con un clan familiar con antecedentes policiales. De hecho, se ha sabido que había sido identificado horas antes del atropello como autor de un delito de hurto denunciado en la zona de Vallecas, probablemente al sustraer el catalizador de un coche.

Según la Guardia Civil de Tráfico, el coche, de la marca Mercedes, fue detectado a las 12.50 horas en el kilómetro 6,406 de la A-5, viajando en su interior un menor que iba en brazos de un adulto, sin la sujeción reglamentaria. Como copiloto viajaría otro varón de su familia y en el asiento trasero, su pareja y su hija en brazos de la madre y no en la sillita reglamentaria. La Guardia Civil le dio el alto y emprendieron una huida por la M-406 (Alcorcón-Getafe), para circular a continuación por la M-409 hasta la M-50, por donde habría continuado hasta regresar a la A-5 en dirección Madrid, hasta llegar al paseo de Extremadura. Fue en esta vía de la capital donde se registraron los atropellos poco antes de las 13.00 horas en tres localizaciones distintas, provocando la muerte de dos personas y heridas en otras cinco.

Así, a la altura del número 154 del paseo de Extremadura, SAMUR-Protección Civil ha confirmado el fallecimiento de un varón de 72 años y ha atendido a un matrimonio de unos 65 años que dado de alta en el lugar y a una mujer de 90 años, la cual ha sido trasladada para su valoración. Por otro lado, a la altura del número 88 los facultativos han confirmado el fallecimiento de un varón de 81 años, cuyos familiares han tenido que ser atendidos por un psicólogo del SAMUR. Asimismo, a la altura del número 1, en la confluencia de Paseo Extremadura con Saavedra Fajardo, el SAMUR ha atendido a dos personas, uno por contusiones leves y otro por crisis de ansiedad. El psicólogo de SAMUR-Protección Civil también se ha trasladado a comunicar la noticia a familiares del primer fallecido.

Los otros dos ocupantes del vehículo, que viajaban junto a un bebé, han sido detenidos en el lugar de los hechos, entre el paseo de Extremadura y la calle de Saavedra Fajardo.

En declaraciones a los medios desde el lugar del arrollamiento, Fernando Argote Cardeñosa, comisario de la Policía Judicial de Tráfico de Policía Municipal de Madrid, que se ha hecho cargo de la investigación, ha explicado que el conductor del vehículo ha logrado huir del lugar, según los primeros indicios, y se trata de localizarle. En este sentido, el comisario, que ha pedido prudencia al estar "en plena investigación", ha explicado que se trata de un vehículo "que venía de lejos" y que se ha dado a la fuga de la Guardia Civil de Tráfico y en la huida ha arrollado a estas personas. "A partir de ahora, lo que vamos a hacer es todo el trabajo necesario por parte de Policía Judicial de Tráfico de Policía Municipal de Madrid, para al final poder determinar cómo ha sido, las causas, las consecuencias, todo lo que haya, porque lo que hay son dos víctimas que son las que creo que debemos de hacer justicia", ha subrayado. Así, ha explicado que se revisará exhaustivamente el turismo implicado para su inspección y búsqueda de huellas y pistas.

A simple vista, ha indicado, el estado en el que ha quedado el parabrisas, apunta a que "no iba a velocidad bajita". "Lo que vamos a hacer es una investigación lo más exhaustiva posible para que al final tanto Fiscalía como el Juzgado determinen si ha podido ser una imprudencia o no, o ha podido ser algo intencionado. Pero según todos los visos y hasta si quieren me mojo, es una imprudencia", ha indicado el comisario, que ha precisado que imprudencia no significa accidente. "Es un siniestro que se podría haber evitado y de unas personas que se han dado que han huido de un vehículo", ha explicado.