Seguridad

Madrid: aquí estarán las nuevas cámaras de seguridad de Dos de Mayo y Plaza Elíptica

La zona de Centro contará con dieciséis, mientras que la de Usera y Carabanchel sumará quince. Estarán operativas a partir de otoño de 2024

El Ayuntamiento comienza la licitación de las cámaras de videovigilancia en Tetuán y Vallecas
El Ayuntamiento comienza la licitación de las cámaras de videovigilancia en Tetuán y Vallecaslarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

Un total de 31 nuevos ojos velarán por la seguridad en las calles madrileñas, previsiblemente, a partir del otoño de 2024: las cámaras de videovigilancia situadas en las zonas de la Plaza del Dos de Mayo y Plaza Elíptica. Se trata de uno de los compromisos electorales adoptados por José Luis Martínez-Almeida en las últimas elecciones municipales. Una iniciativa, por otro lado, que el PP ya quiso abanderar durante la pasada legislatura. Durante el mandato anterior, el Consistorio instaló más de un centenar de nuevas cámaras en Bellas Vistas (Tetuán); San Diego (Puente de Vallecas), y Lavapiés, Montera y Chueca, todas ellas en Centro. Precisamente, en este último distrito se llevó a cabo asimismo la renovación de los sistemas de vigilancia en Lavapiés y Ballesta, así como los de Marconi, en Villaverde. Como recuerdan desde el Área de Seguridad y Emergencias, con la vicealcaldesa Inma Sanz al frente, esta cifra supone una tercera parte de todas las cámaras de videovigilancia operadas por la Policía Municipal (332), y que, por el momento, ha supuesto una inversión total de cerca de 2,7 millones de euros.

1,5 millones

En lo que respecta a los nuevos dispositivos de Dos de Mayo y Plaza Elíptica, ambos con un presupuesto de 1,5 millones de euros, LA RAZÓN ha tenido acceso a la ubicación de los mismos. La plaza de Centro, en el barrio de Universidad, constituye una de las zonas en las cuales los vecinos se han hecho oír en mayor medida. No solo por la inseguridad –el pasado mes de octubre se produjo un apuñalamiento grave en sus alrededores–; también por los actos vandálicos que se perpetran los fines de semana, entre pintadas, ruido y «botellones». Inicialmente, iba a contar con una dotación de 13 cámaras. Sin embargo, pasarán a sumar dieciséis. Los puntos elegidos son Plaza del Dos de Mayo, 2; calle de Daoiz, 1; Plaza del Dos de Mayo, 3, con vuelta a Daoiz, 2; Plaza del Dos de Mayo, oeste; calle de Ruiz, 5; Plaza del Dos de Mayo, sur; Plaza del Dos de Mayo, interior sureste; Plaza del Dos de Mayo, interior noreste; Plaza del Dos de Mayo, superior noreste; calle de San Andrés, 22; calle de San Andrés, 20;Plaza del Dos de Mayo frente a calle Velarde; calle de San Andrés, 14; calle de San Andrés, 12-14; calle de San Andrés, 9, con vuelta a calle La Palma, y calle de San Andrés, 3, con vuelta a C/ San Vicente Ferrer.

Desde Seguridad y Emergencias explican que los contratos ya se han adjudicado, mientras que los trabajos de instalación, conexiones y pruebas durarán alrededor de ocho meses. Posteriormente, el proyecto deberá pasar por la Comisión de Videovigilancia –en la que está presente la Delegación del Gobierno– para su aprobación final. De este modo, se prevé que estén operativas a principios del otoño de 2024.

En cuanto a Plaza Elíptica, zona a caballo entre Carabanchel y Usera, tanto los procesos como los plazos serán similares. La zona fue escenario, en octubre del año pasado, de una multitudinaria reyerta en sus alrededores. O mejor dicho, de dos, sin que aparentemente hubiera conexión entre ellas. El resultado, un menor de 17 años herido grave por una puñalada, y un total de veinte detenidos, once de ellos de origen latino. En su caso, se ha pasado de las 13 cámaras previstas a un total de quince, situadas en los siguientes puntos: calle Évora, 16; calle de la Vía, 23, con vuelta a Santa Lucrecia; calle de la Vía, pares, frente al 25; calle Antonia Lancha, frente a Évora, 20; Plaza Elíptica con vuelta a calle de la Vía, impares; Plaza Elíptica con vuelta a Avda. Oporto, 2; Avenida Oporto, 2, con vuelta a Plaza Elíptica; Avenida Oporto, impares, con vuelta a Plaza Elíptica; Plaza Elíptica con vuelta a Vía Lusitana; Vía Lusitana frente a Avenida Oporto, 4; calle Viana, 1-3; Vía Lusitana, 10; Vía Lusitana con vuelta a Braganza; Plaza Elíptica con vuelta a Marcelo Usera, y Marcelo Usera con vuelta a Plaza Elíptica.

«Se trata de una de las apuestas que, desde el punto de vista de seguridad, hicimos en el anterior mandato y que vamos a seguir haciendo», afirma a LA RAZÓN la vicealcaldesa, Inmaculada Sanz. La delegada de Seguridad y Emergencias recuerda que, tras las 111 cámaras instaladas en la pasada legislatura, el actual Ayuntamiento del PP entiende que constituyen «un instrumento útil donde técnicamente es viable y donde policialmente es de utilidad, y así lo dicen los técnicos».

Vecinos y comerciantes

Desde Cibeles consideran que la videovigilancia constituye una herramienta «fundamental» de ayuda a la seguridad, facilitando las labores policiales de vigilancia, así como la detección de hechos delictivos. Su instalación, afirman, contribuye no solo a la disminución de incidentes en las zonas; también, a que el vecino se sienta más seguro, lo que redunda en la convivencia ciudadana.

De hecho, muy probablemente, las cámaras de Dos de Mayo y Plaza Elíptica no serán las últimas que el PP instale. Actualmente, se encuentran en «fase de análisis preliminar» nuevas ubicaciones de videovigilancia en los distritos de Villaverde, Usera, Latina y Ciudad Lineal. El equipo de gobierno mantiene conversaciones con las juntas municipales de distrito y con los barrios en general (vecinos y entidades vecinales, comerciantes…) para detectar estas nuevas necesidades.

En lo que se refiere a Latina, la zona que se estudia es el entorno de la calle Cullera, mientras que en Ciudad Lineal, el punto a examinar es el parque Calero. Esta última zona ha sido escenario, en los últimos años, de actos violentos por parte de bandas juveniles de origen latino. Así, en 2020, un policía fue agredido por varios pandilleros cuando procedía a realizar una detención. Más recientemente, en febrero de 2022, un joven de 20 años resultó herido tras recibir un navajazo en la espalda.