La Comunidad exime del pago del alquiler a 1.845 familias de viviendas sociales

Las viviendas sociales pagan un alquiler protegido que oscila desde los 10 a los 250 euros, según diversas variables como antigüedad y tamaño

La Comunidad Autónoma exime del pago de alquiler a un total de 1.845 familias que son inquilinas de viviendas sociales en la Región de Murcia, con el fin de que puedan destinar esta mensualidad a cubrir otras necesidades mientras esté implantado el Estado de Alarma.

Así lo ha comunicado el Gobierno regional, que ha impulsado esta iniciativa que se mantendrá mientras duren las medidas de confinamiento decretadas por la pandemia de coronavirus, atendiendo a la evolución del empleo y a la renta de los beneficiarios de las viviendas sociales.

El Ejecutivo regional considera imprescindible ofrecer estas ayudas regionales para mantener en sus hogares a las familias cuando atraviesan dificultades económicas, y más cuando pertenecen a colectivos vulnerables.

Estas viviendas sociales pagan un alquiler protegido que oscila desde los 10 a los 250 euros, según diversas variables como antigüedad y tamaño de la vivienda, renta familiar de los adjudicatarios o número de hijos, entre otras.

Las viviendas son gestionadas por la Consejería de Fomento e Infraestructuras, están repartidas por toda la Región. La solicitud de acceso a este tipo de viviendas se realiza a través de los servicios sociales de cada municipio, que valoran la prioridad de los beneficiarios a partir de un baremo público (renta, número de miembros de la familia, condición de familia monoparental o de víctima de violencia de género, entre otras). Actualmente, el parque de viviendas sociales está ocupado en su totalidad.