Ribera da marcha atrás y desecha el Plan Vertido Cero para salvar el Mar Menor, “está desfasado”

El Ministerio anunció en 2019 que construiría el colector previsto en este documento

La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, mantiene una conversación con representantes de la Plataforma SOS Mar Menor en Murcia
La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, mantiene una conversación con representantes de la Plataforma SOS Mar Menor en MurciaEdu Botella Europa Press

El Plan de Vertido Cero no es la solución a los problemas de contaminación del Mar Menor. Con este anuncio, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha descartado la ejecución del documento que recogía las actuaciones destinadas a preservar el ecosistema de la laguna salada más grande de Europa. “Está sobredimensionado y desfasado”, ha argumentado y ha apostado por centrarse en las cargas que el ecosistema no puede absorber.

En la práctica, esto supone dar marcha atrás a las actuaciones comprometidas por este mismo Departamento en septiembre de 2019. El senador popular por la Región de Murcia, Francisco Bernabé, ha rescatado hoy el comunicado oficial del Ministerio de Ribera en el que se comprometía a construir el colector del Plan Vertido Cero, así como a buscar la manera de extraer los fangos.

Su apuesta se centra en la creación de un cinturón verde en el entorno del conjunto del Mar Menor. Se trata de un programa “de filtros verdes en esa franja de 1.500 metros para desarrollar un espacio que acelere ese proceso de recuperación de carga contaminante que pueda quedar”.

La propuesta, no obstante, no está totalmente definida. Ribera ha admitido que habrá que ensayar distintas cosas. De entrada, el Ministerio valorará la necesidad de comprar las fincas necesarias. “Hay que trabajar sobre el freno total al origen del problema, cuanto antes mejor, con un programa de restauración del ecosistema y seguimiento, que permita de manera constante tener los datos para evaluar el estado del ecosistema”.

Ribera ha visitado la rambla del Albujón y ha mostrado su sorpresa por la gran cantidad de agua que lleva. “Parece un río, por la cantidad de agua que lleva” y ha añadido que hay que de dar espacio y tiempo para que el ecosistema se recupere con la ayuda de las políticas que frenen esa carga en origen porque ya llevamos mucho retraso”.

Además, se ha comprometido en mantener reuniones periódicas, tanto con la Plataforma como con ayuntamientos y el Gobierno regional. La próxima semana tendrá un encuentro con regantes y agricultores.

Primer punto de acuerdo

El Gobierno regional ha anunciado que prohibirá el uso de fertilizantes nitrogenados inorgánicos en la zona 1 del Mar Menor ante la situación crítica por la que atraviesa el ecosistema, y con el objetivo de evitar el riesgo de contaminación por nutrientes de origen agrario provocados por las escorrentías que pudieran generarse en episodios de lluvia extrema.

Esta iniciativa se incluirá en el nuevo Decreto Ley que anunció el presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, el pasado viernes, y busca aplicar nuevas medidas que aumenten la protección del Mar Menor y contribuyan a su recuperación. Así, se sumará a la prohibición de vertidos por ramblas.

Además, el Ejecutivo murciano plantea incluir otras medidas encaminadas a reducir a la mitad todos los plazos administrativos dentro de la tramitación de expedientes sancionadores en el ámbito del Mar Menor, al objeto de dotar de mayor agilidad los procesos contra infractores.

Ribera ha aplaudido la medida anunciada este miércoles por el Ejecutivo murciano, que va en la “buena dirección” y aunque lleva “algo más de un año de retraso, con ella se adoptan normas limitando el uso de fertilizantes nitrogenados y ampliando el espacio hasta 1.500 metros con respecto a la ribera del Mar Menor para poder controlar lo que llega y darle un respiro a este ecosistema”.

“Es un movimiento interesante, así como que haya anunciado su decisión de acortar plazos en esa última fase en procedimientos sancionadores que lleva demasiado tiempo pendiente de resolución, con más de 400 expedientes sancionadores, de los que 200 están en sede judicial y más de 200 también pendientes de resolución”, ha dicho.

Ha confesado, tras la reunión que ha mantenido con representantes de la Plataforma SOS Mar Menor y, posteriormente, con alcaldes, que esto es un asunto de “primer nivel” para el Gobierno de la nación, porque el Mar Menor es un ecosistema “frágil, emblemático y los perjudicados son los habitantes del campo de Cartagena, los agricultores que cumplen con sus normas, los empresarios y vecinos de los municipios marmenorenses”.

Ha defendido, en este sentido, las actuaciones que se han ido acometiendo desde el Gobierno central y ha lamentado las polémicas “desgraciadas” a las que se han asistido.

Por ello, ha resaltado la necesidad de contar con “equipos sólidos que ofrezcan información transparente”, con la premisa clave, advierte, del “cumplimiento de las normas, porque estamos a tiempo de salvar el Mar Menor, pero si no se cumplen las normas no hay equidad”.

Preguntada sobre la posibilidad de rebajar el acuífero, explica que lo que la comunidad científica ha trasladado es que su vaciado “no tiene sentido, es importante dejarlo tranquilo”. Y es que, puntualiza, en el Plan Vertido 0 “estaba sobreestimado hasta 8 veces más de la cantidad que parece que se corresponde con las mediciones reales”.

En principio, los expertos “no son partidarios de intervenir en actuaciones de emergencia en el acuífero, sino dejar que se asiente y estar seguros de que no se sigue cargando con nutrientes que no son compatibles”.

La ministra, que se reúne con el presidente murciano Fernando López Miras, trasladará la importancia de que se cumpla la legalidad, porque “si toleramos la ilegalidad desperdiciaremos los recursos públicos de todos los españoles en algo que no llevaría a ningún sitio”. Así como la disponibilidad del Estado para trabajar en la recuperación del ecosistema.

Según la ministra, el Gobierno regional “tiene suficientes competencias” y “es importante que cada cual ejerzamos nuestras competencias con el máximo rigor”. “Estaremos presentes, dialogantes y vigilantes”, ha enfatizado.

Por último, se ha comprometido a estudiar la propuesta de Ecologistas en Acción, de que el Mar Menor se incluya en el Catálogo de Hábitat en Peligro de Desaparición.