La Fiscalía pide casi 12 años de prisión para un joven acusado de pegar y agredir sexualmente a su expareja en Murcia

El agresor, de 19 años, y había cumplido una pena de 32 días de trabajos en beneficio de la comunidad por violencia de género

Audiencia Provincial de Murcia
Audiencia Provincial de Murcia

El Ministerio Público ha solicitado 11 años y 11 meses de prisión para el acusado de amenazar y agredir sexualmente a su expareja sentimental en septiembre de 2020 en Cartagena (Murcia). El juicio tendrá lugar este miércoles en la Sala 00 de la Audiencia Provincial de Murcia.

El escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, apunta que los hechos tuvieron lugar el 17 de septiembre de 2020, cuando el acusado, de 19 años, que ya había cumplido una pena de 32 días de trabajos en beneficio de la comunidad por violencia de género, acudió a la vivienda de su exnovia.

Una vez dentro, el sospechoso, al ver que la víctima se encontraba en el domicilio con un compañero de clase, arremetió contra este infringiéndole patadas y puñetazos, hecho que motivó que la joven intercediera para intentar parar la agresión.

El acusado, “con ánimo de dominación machista y de menoscabar la integridad física de la joven”, según relata el escrito de la Fiscalía, la golpeó entonces con fuerza en la cara y le dio una patada en el vientre.

Momentos después, cuando ella se encontraba en la cocina, el sospechoso la agarró del cuello a la vez que la empujaba contra la pared, cayendo ésta al suelo y golpeándose con una bombona de butano en la cabeza, para después dirigirla contra su voluntad hacia el dormitorio y agredirla sexualmente.

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió lesiones y hematomas en la cara y el cuerpo que precisaron diez días de asistencia facultativa, tres de ellos con perjuicio moderado.

Además de las penas de prisión, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado indemnice a la mujer con 20.490 euros por lesiones y daños morales.

Asimismo, pide para el sospechoso la prohibición de aproximación a menos de 500 metros de distancia de la víctima, así como acercarse a menos de 1.000 metros a su domicilio, su lugar o centro de estudios o trabajo, durante al menos 10 años.