Detenido el presunto autor de numerosos robos en Cartagena en los últimos días

Se le imputan siete robos con fuerza cometidos en establecimientos, un atraco en una farmacia y un hurto

La Policía Nacional detiene al presunto autor de numerosos robos  perpetrados en Cartagena en los últimos días.
La Policía Nacional detiene al presunto autor de numerosos robos perpetrados en Cartagena en los últimos días. FOTO: Servicio Ilustrado (Automático) POLICÍA NACIONAL

Agentes de Policía Nacional han procedido a la detención de un hombre de 34 años y nacionalidad española, como presunto autor de varios robos con fuerza en establecimientos, un robo con violencia, un hurto y un delito de resistencia y desobediencia. Además, ha detenido a otro de 26 años y nacionalidad portuguesa, por usurpación de funciones y delito leve de hurto y a un tercero, de 36 años y nacionalidad marroquí, por robo con fuerza en vivienda habitada.

Durante las últimas semanas, se habían recibido numerosas denuncias por robos en diferentes establecimientos de esta ciudad. Las investigaciones desarrolladas por agentes de la Comisaría de Cartagena permitieron identificar y detener a tres personas, autores de diferentes hechos.

Uno de los detenidos es el presunto autor de, al menos, nueve delitos contra el patrimonio (siete robos con fuerza, un robo con violencia e intimidación y un hurto).

Este hombre fue sorprendido en un conocido centro comercial sustrayendo dos perfumes, enfrentándose a un empleado y a un policía nacional fuera de servicio que, casualmente pasaba por la puerta. Pese a que logró huir, pudo ser reconocido plenamente por el agente ya que se trataba de un delincuente común con numerosos antecedentes policiales.

A partir de ese incidente se pudo determinar que este individuo era el presunto autor de seis robos con fuerza, concretamente, en cuatro establecimientos de hostelería, una tienda de ropa y una clínica veterinaria, todos ellos en el centro de la ciudad.

Los investigadores, confirmaron además que este hombre era el presunto autor del atraco en una farmacia y de un delito de hurto a un ciudadano que se desplazaba en una scooter eléctrica.

Una vez identificado y alertadas las unidades policiales, el individuo fue localizado en un centro de salud en el que estaba recibiendo asistencia por unas lesiones que se había ocasionado al último de los establecimientos hosteleros, procediéndose a su detención. Con autorización del Juzgado de Guardia se practicó una entrada y registro en su vivienda, incautándose efectos relacionados con los robos.

Los agentes sospechan que pueda ser autor de al menos otros tres robos continuándose las gestiones encaminadas a acreditar su autoría.

Esta persona, con 53 antecedentes policiales, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, decretándose su ingreso en prisión.

El segundo de los detenidos presuntamente simuló ser policía y se apropió de las pertenencias de dos menores de edad

Este hombre, al parecer, accedió a unos aseos públicos detrás de unos menores, a los que pidió que se sacasen todo cuanto llevaban en los bolsillos, refiriendo ser policía y estar buscando sustancias estupefacientes. Cuando los menores dejaron sus pertenencias sobre un banco, cogió los teléfonos y las carteras y salió huyendo a la carrera. Este hombre, que ya contaba con 15 detenciones anteriores, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia. Al tercer detenido, se le imputa el robo con fuerza en vivienda habitada a la que accedió mientras los moradores dormían y sustrajo joyas valoradas en unos 3.500 euros.

Los hechos tuvieron lugar de madrugada. Los moradores se encontraban durmiendo cuando se percataron de la presencia de un hombre que estaba registrando la mesita de noche. Al ser descubierto, abandonó la vivienda descolgándose por el balcón. Consiguió hacerse con varias joyas valoradas en unos 3.500 euros. Fruto de intensas investigaciones se pudo conocer la identidad de este hombre y proceder a su detención, que ya contaba con 16 antecedentes policiales, sobre el que además pesaba una orden de detención dictada por un juzgado de Cartagena.