Coronavirus

¿Por qué estamos peor que Italia?

Con el actual ritmo de crecimiento en la tasa de fallecidos, el 23 de abril podríamos superar al país vecino, que tiene 60 millones de habitantes

Labores de desinfección de una residencia de mayores en Madrid
Operarios trabajan en la desinfección con ozono de la residencia Casablanca, en el barrio madrileño de Villaverde, este sábado,para evitar la propagación del coronavirus.MariscalEFE

El INE tiene registrados 36.764 fallecimientos en España durante marzo de 2019 y 33.755 en abril del mismo año. Cuando tengamos acceso a la estadística definitiva de estos dos meses, pero de 2020, conoceremos el impacto que el virus ha tenido realmente en la demografía española. Es lógico, todas las muertes que superen los registros de estos dos meses de 2019, se deberán en un 99,3% de probabilidad al Covid-19. Entonces saldremos de dudas y lograremos cuadrar los datos de las funerarias con la estadística, ya que con los que los diecisiete mini estados regionales facilitan al simbólico Ministerio de Sanidad, sencillamente no hay por dónde cogerlos. Según la fuente consultada, el número de fallecimientos por o con coronavirus oscila entre los 16.353, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, a los 26.000. Las funerarias situarían la cifra entre 23.000 y 24.000 entre enterramientos e incineraciones. El fallecimiento de una persona, en este caso, de decenas de miles, es la mayor demostración del fracaso de las medidas preventivas. Nadie niega en las naciones democráticas la relación directa entre la toma de medidas a tiempo, como el confinamiento, los test y el seguimiento electrónico de los ciudadanos, con la reducción del número de casos y consecuentemente de hospitalizaciones y muertes. Por lo tanto, la cifra final de fallecidos será una losa que caerá sobre los gobiernos que no supieron reaccionar a tiempo. Ya estamos asistiendo a una competición internacional de datos oficiales a la baja en cuanto al número de fallecimientos, como si camuflar estas muertes fuese posible. Bastará comparar los fallecidos del mismo periodo del año anterior con los de 2020 y tendremos la respuesta real, a la que se tendrán que reajustar finalmente las cifras oficiales. Entonces sabremos qué gobiernos han protegido más y quiénes menos a su ciudadanos. Obviamente, de los países gobernados por regímenes autoritarios o totalitarios no conoceremos jamás el alcance de tan magna mortandad.Mientras llega la hora de la verdad, en la que se tenga que aumentar la cifra oficial de fallecimientos, contamos con datos oficiales, los cuales los debemos tratar con mucha prudencia al saber de antemano que están infravalorados. No tenemos otra alternativa que trabajar provisionalmente con estos datos. Lo que se constata con la cantidad de fallecimientos que facilita el Ministerio es que ayer eran 16.353 en España, ya que en solo 24 horas aumentó la cifra en 510 nuevas muertes. Esto significa que por cada millón de habitantes han fallecido 348. España cuenta con 47 millones de habitantes. En Italia la cifra de fallecidos acumulada en el mismo día ascendía a 18.849, pero es un país con 60 millones de personas, así que la cantidad de fallecidos por millón de habitantes es inferior a la de España, concretamente, 314. Desde el principio de la crisis, Italia fue por delante de España en número de casos de fallecimientos por millón de habitantes, pero el 2 de abril sobrepasamos a nuestros socios y aliados. Este hecho pasó muy desapercibido a pesar de su gravedad. Significaba que la mortalidad «per capita» en España superaba a la italiana. Ese día, el virus se llevó a la tumba a 233 españoles de cada millón y a 232 italianos, también de cada millón. Desde ese día la brecha ha ido creciendo sin parar.

Nuevo desastre

A 10 de abril eran ya 348 los españoles fallecidos por millón, mientras que en Italia eran 314. Si continúa este ritmo entre los días 23 y 24 de abril sería probable que demos el «sorpasso» a Italia en número total de fallecidos, con más de 27.000 víctimas mortales en nuestro país. La cuestión que nos tenemos que plantear es clara: si nuestra sanidad y la red de residencias de mayores son de calidad superior a las italianas y, además, ellos son 13 millones de habitantes más que nosotros, ¿por qué en dos semanas tendremos más muertos que Italia? O el número de infectados en España es mayor que en Italia o se tardó más en decretar el confinamiento masivo. Si los responsables que no estuvieron a la altura a la hora de tomar las medidas en tiempo y forma siguen al mando cuando haya que liberar a millones de personas, es más que probable que puedan causar un nuevo desastre. En Italia ya llevan realizados más de 900.000 test. ¿Y en España?