España, el país que peor gestiona la crisis del Covid-19

La gestión del Gobierno de Pedro Sánchez ha caído hasta el último puesto en el ranking elaborado por un equipo de investigadores australianos. Si bien, Trump es el peor valorado en este índice en el que se recoge que hay países, como Brasil, donde la pandemia “acaba de empezar”

Consejo de Ministros
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (1i), la ministra de Defensa, Margarita Robles (2i), el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3i)la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera (4i), el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska (5i), la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero (3d), el ministro de Transportes, José Luis Ábalos (2d) y el ministro de Sanidad, Salvador Illa (1d), durante el Consejo de Ministros celebrado hoy con el objetivo de aprobar más medidas económicas para limitar el impacto económico y social de la pandemia del coronavirus e indicar en qué condiciones los menores podrán salir a la calle, en Madrid (España), a 21 de abril de 2020.Moncloa Moncloa

«Nunca un buen liderazgo ha sido más crítico y relevante en nuestra vida que hoy» (en plena pandemia por el Covid-19), afirmó Chris D’Souza, del Institute of Certified Management Accountants (ICMA) de Australia para anunciar el ranking sobre la respuesta global a enfermedades infecciosas en el que la gestión del Gobierno de España ha sido calificada como la peor de los 95 países analizados.

EE UU, España, Italia, Francia y Alemania han sido los más golpeados. Pero, según este informe, Alemania ha manejado mejor esta crisis, y no lo dicen tanto por cómo ha logrado contener el brote, sino por cómo el Gobierno ha logrado manejar las consecuencias de la epidemia «con una tasa de mortalidad por debajo del 2%». En España, en cambio, con 21.282 personas fallecidas y 204.178 contagiados confirmados, según informó ayer Sanidad, las cuentas siguen sin cuadrar respecto al total de personas que han perdido la vida según los registros civiles. Y es que el Gobierno sigue comunicado solo los fallecidos que han dado positivo en hospitales, sin incluir aún en estos datos las personas que han perdido la vida con o sin prueba en residencias ni los que han muerto en sus domicilios o en la vía pública. Y es que como ya avanzó ayer este periódico, España, según el último boletín de la red EuroMOMO, tiene una desviación de mortalidad no solo muy superior a la media de Europa, sino que presenta el doble de desviación de mortalidad en valores relativos respecto a países como Italia, Francia, Reino Unido u Holanda, como precisó Rafael Cascón Porres, investigador de la UPM, que incidió ayer que «los datos de Worldometer toma como referencia datos registrados de muertos con Covid, si se hiciese con los fallecidos reales (con el exceso de mortalidad) en España sería peor todavía».

Ranking de resolución frente al coronavirus por países
Ranking de resolución frente al coronavirus por paísesTeresa Gallardo

Ahora bien, aunque la gestión de España esté considerada como la peor en este ranking, también es cierto que hay países como Brasil que parecen estar relativamente bien, y lo cierto es que el virus apenas ha comenzado a surtir efecto. De ahí que fuera de las gráficas, desde el ICMA se considere que «posiblemente la peor respuesta sea la de EE UU: hasta ahora su manejo ha sido desastroso y podría ocasionar la pérdida de cientos de miles de vidas».

Este índice tiene en cuenta cómo de eficiente y efectivo es el liderazgo del país y la preparación de su sistema de salud. También analiza el nivel de transparencia de cada país, así como la calidad de sus datos. Todo ello mediante un algoritmo que permite saber según el porcentaje de casos probados en la población si el sistema de salud está preparado para manejar una pandemia; el de casos indica la propagación; el de muertes por relación de casos indica eficiencia del sistema de atención médica; las muertes por millón de población indican la efectividad del desempeño de la respuesta de un país y la puntuación porcentual por encima del índice de percepción de corrupción de referencia indica la confianza de la información provista.

La crisis está lejos de terminar. «Las acciones de los líderes salvarán o costarán vidas. Los países donde el liderazgo sea insensible, negligente o ineficiente pagarán un alto precio por los fracasos de sus líderes», concluye Chris D’Souza.