El Gobierno decidió encerrar una semana a 6,6 millones de madrileños sin justificación sanitaria que lo avalase

Illa hace públicos los informes de la desescalada de todas las autonomías y el único que lleva firma electrónica es el que deniega el pase a Madrid. El documento fue firmado casi tres horas después de comunicar el “no” al Ejecutivo de Díaz Ayuso

El Ministerio de Sanidad decidió mantener encerrados a los 6,6 millones de habitantes de la comunidad de Madrid sin ningún informe técnico que lo avalase. El pasado día 15 el Gobierno comunicó la decisión al Ejecutivo regional de impedir avanzar de fase a esta autonomía alegando supuestas razones clínicas y epidemiológicas y elaboró a toda marcha horas después un documento para justificarlo, en el que estampó el sello de la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, desaparecida en toda la crisis del coronavirus. ¿Qué acredita esta versión, que daría totalmente la razón a las quejas manifestadas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien llegó a anunciar incluso un recurso ante el Tribunal Supremo por la arbitrariedad de la medida?

El departamento que dirige Salvador Illa ha decidido colgar por fin todos los documentos que ha emitido en respuesta a la pretensión de la totalidad de las comunidades autónomas de pasar de fase y, por tanto, de avanzar en el desconfinamiento de sus ciudadanos. El único que lleva firma electrónica es el segundo emitido para Madrid. En él, la firma de la directora general de Salud Pública del Ministerio va acompañada de la fecha del 15 de mayo de este año y una hora: las 21:57:41 de la noche. Se emitió, por tanto, tres horas después de que comunicara a Madrid su decisión de no dejarla avanzar de fase (la rueda de prensa del anuncio fue a las 19:00 horas) mientras sí se lo permitía a otros territorios que presentaban peores datos epidemiológicos que la capital de España.

Este informe ya se hizo público el día 16 al filtrarse por parte del Gobierno a un medio de comunicación, pero la gran novedad de hoy es que se trata del único que lleva firma electrónica, lo que delata que se elaboró después de comunicar la decisión. Es un informe “ad hoc”, como señaló el diputado popular José Ignacio Echániz en su cuenta de Twitter poco después de que estallara el escándalo.

La decisión de impedir a Madrid avanzar de fase ha supuesto, además de la permanencia en el encierro de los habitantes de la comunidad, un daño económico muy severo para todos los negocios y para las arcas de la propia comunidad, como han venido denunciando todos los sectores afectados. ¿Por qué los del resto de las autonomías se elaboraron antes de comunicar la decisión a sus Ejecutivos regionales y el que denegaba el pase a Madrid no? El Gobierno deberá ofrecer hoy explicaciones, ante la suma gravedad de este hecho, de cuya constancia ha dejado esta noche constancia el propio Ministerio de Sanidad al hacer públicos los documentos.