Los médicos piden extremar el control del virus sincitial (VRS) en los bebés de riesgo

Los neonatólogos demandan el cumplimiento de la campaña de vacunaciones durante la pandemia de Covid-19

Los médicos piden extremar este año el control de los programas de vacunaciones en niños y, especialmente, en los bebés en riesgo. En este sentido, la profilaxis contra el virus respiratorio sincitial (VRS) será este año más necesaria que nunca. Así lo ha expuesto Manuel Sánchez Luna, jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente de la Sociedad Española de Neonatología (SeNeo), que ha organizado una webinar con expertos sobre el coronavirus SARS-CoV-2 y el riesgo de coinfecciones respiratorias en recién nacidos y lactantes de alto riesgo.

Sánchez Luna ha resaltado la importancia de seguir tratando las patologías de base de los niños, sobre todo de los prematuros que están en estimulación, terapia ocupacional o rehabilitación, destacando que los centros sanitarios son seguros.

La SeNeo ha contado para este encuentro con el virólogo Octavio Ramilo, profesor de Pediatría en la Universidad de Ohio y no de los mayores expertos del mundo en virus respiratorios. “Tiene una gran importancia el diagnóstico viral para poder identificar los casos lo antes posible. Son necesarios test para Covid-19, gripe y VRS. Según informa la sociedad científica, también ha insistido en la importancia de no bajar la guardia: “Hay que insistir en la concienciación de lavado de manos, uso de las mascarillas y distanciamiento social. Es importante no abandonar las medidas de protección”.

Por su parte, Néstor Vain, jefe del Servicio de Neonatología del Hospital de la Trinidad y profesor de Pediatría en la Universidad de Buenos Aires, ha explicado cómo están actuando los neonatólogos en Latinoamérica, ahora que allí es invierno, para defenderse de los dos virus al mismo tiempo: el VRS y el SARS-CoV-2. Respecto a este último todavía hay muchas cosas que no sabemos, pero lo que sí parece claro es que no se transmite por la lactancia ni directa ni indirecta. Por lo tanto, las madres no deben tener miedo a alimentar a sus bebés.