Detección temprana del cáncer de próstata

Células del cáncer de próstata vistas al microscopio / Dreamstime
Células del cáncer de próstata vistas al microscopio / Dreamstime

El diagnóstico del cáncer de próstata se basa en varias pruebas. La más importante y conocida por los pacientes es la medición del PSA, sustancia que produce la próstata y es exclusiva de esta glándula masculina. La prueba de PSA mide la cantidad de antígeno específico de la próstata (PSA) en la sangre. Los valores pueden utilizarse para estimar el riesgo de cáncer de próstata en los hombres. Un nivel elevado de PSA puede ser una indicación de cáncer de próstata, pero no es específico del tumor. Los niveles pueden aumentar por un agrandamiento benigno de la próstata, una infección urinaria o prostatitis o después de la eyaculación. Por el contrario, los hombres con cáncer de próstata pueden tener niveles bajos o normales de PSA. Sin embargo, los urólogos tienen décadas de experiencia en cómo usar el PSA para diagnosticar el cáncer de próstata como parte de una estrategia de diagnóstico probada. Otra herramienta de diagnóstico es el examen rectal digital en el que el médico introduce un dedo enguantado y lubricado en el recto para palpar la glándula prostática. El tacto rectal es menos efectivo para detectar tumores en una etapa temprana, pero diagnosticará con éxito los cánceres de etapa tardía.

En relación con las imágenes para detectar la posibilidad de presencia de cáncer de próstata está la Resonancia Magnética Multiparamétrica (MRImp). Esta prueba ha cambiado sustancialmente el paradigma de diagnóstico del cáncer de próstata localizado. Al mismo tiempo, también tiene la capacidad de ignorar el cáncer de próstata pequeño e insignificante. Por lo tanto, la RMNmp se ha propuesto como una prueba para optimizar aún más la identificación de los hombres con riesgo de tener un cáncer de próstata significativo que deben ser considerados para la realización de una biopsia de próstata.

Consúlteme en www.doctorpeinado.com