Sociedad

Cómo se forma realmente la sangre

Sangre
Sangre FOTO: Nature

Los orígenes de la sangre pueden no ser exactamente los que pensábamos. Usando códigos de barras celulares en ratones, un estudio innovador publicado esta semana en la revista científica «Nature» ha encontrado que las células sanguíneas no se originan a partir de un tipo de célula madre, sino de dos.

El hallazgo ha sido descubierto en roedores, pero si se confirma más adelante en seres humanos hará que la comprensión de los cánceres de la sangre, el trasplante de médula ósea y el envejecimiento del sistema inmunológico cambien notoriamente.

«Nos sorprendió encontrar otro grupo de células progenitoras que no provienen de células madre. Producen la mayor parte de la sangre en la vida fetal hasta la edad adulta temprana, y luego comienzan a disminuir gradualmente», explica Fernando Camarco, del Programa de Células Madre del Boston Children´s Hospital, miembro del Instituto de Células Madre de Harvard y profesor de la citada universidad estadounidense.

Para llegar a este descubrimiento, los investigadores aplicaron una técnica de código de barras que desarrollaron hace varias años. Usando una enzima conocida como transposasa, insertaron secuencias genéticas únicas en células embrionarias de ratón de tal modo que todas las células que descendían de ellas también portaban esas secuencias. Esto les permitió rastrear la aparición de todos los diferentes tipos de células sanguíneas y de dónde procedían hasta la edad adulta.

«Anteriormente, la gente no tenía estas herramientas. Además, la idea de que las células madre dan origen a todas las células sanguíneas estaba tan arraigada en el campo (científico-médico) que nadie intentó cuestionarla», afirma Camargo, que explica que «al rastrear lo que sucedió en ratones a largo plazo pudimos ver una nueva biología».