Noticias destacadas

Entrevista

«Los análisis de sangre permitirán acelerar el diagnóstico del alzhéimer»

''Esta enfermedad neurodegenerativa se considera genética en menos del 1% de los casos'', explica a la sección ''10 preguntas'' el doctor Alberto Lleó Bisa, neurólogo y director de la Unidad Funcional de Memoria del Instituto de Neurociencias Teknon, de Quirónsalud, en Barcelona

Dr. Alberto Lleó Bisa
Dr. Alberto Lleó BisaQUIRÓNSALUDQUIRÓNSALUD

1. ¿Ante qué síntoma o síntomas debemos pensar en acudir al médico por un posible trastorno cognitivo o una enfermedad neurodegenerativa?

En general, cualquier cambio consistente en las funciones cognitivas y que represente un cambio relevante respecto al pasado. No obstante, es algo más que olvidarse las llaves o la cartera, o no recordar los nombres de personas, ya que estos cambios son muy frecuentes a partir de una edad.

2. ¿Por qué es importante hacerse una evaluación temprana frente a estas enfermedades?

En los últimos tiempos se han desarrollado métodos de diagnóstico precoz que permiten detectar la enfermedad de Alzheimer en fases muy iniciales. Además, se están desarrollando tratamientos para modificar el curso de la enfermedad de Alzheimer, y sabemos que son más efectivos en las fases iniciales.

3. Pero, ¿qué supone para el paciente saber antes el diagnóstico de una patología degenerativa como la referida?

En primer lugar, conocer las causas de lo que le pasa y poder tomar decisiones sobre aspectos que pueden ser importantes para la persona, como gestionar aspectos económicos y otros del futuro, como poder realizar las voluntades anticipadas, etcétera.

4. En cuanto a la edad, el alzhéimer puede ocurrir, aunque no sea lo habitual, antes de la vejez. ¿Qué porcentaje de pacientes son diagnosticados de alzhéimer antes de cumplir los 65 años?

La frecuencia de enfermedad de Alzheimer que se inicia antes de los 65 años es del 5-6% del total de casos. Sabemos que el perfil puede ser diferente y los síntomas pueden ser atípicos, como dificultades en el lenguaje o síntomas visuales.

5. ¿Qué tipo de pruebas realizan en la Unidad de Memoria?

Realizamos una evaluación integral que incluye una evaluación clínica, una exploración neuropsicológica y una prueba de imagen cerebral. En algunos casos, el estudio se completa con un estudio de marcadores de alzhéimer en líquido cefalorraquídeo.

6. ¿Cuáles son los mayores miedos que os trasladan los pacientes en cuestión?

Muchos pacientes transmiten el miedo a padecer alzhéimer, porque lo han visto en algún familiar o conocido. No obstante, mi experiencia es que muchos pacientes tienen mitos e ideas preconcebidas y poder clarificar estos aspectos les ofrece seguridad y tranquilidad al respecto.

7. ¿Qué puede hacer el paciente? ¿Y los familiares?

La incertidumbre acerca de las causas del deterioro cognitivo genera mucha confusión e interpretaciones erróneas. Por ello, aconsejamos una valoración objetiva que suele ser de ayuda y, con frecuencia, tranquilizadora.

8. ¿En qué medida tener un familiar con alzhéimer aumenta el riesgo de desarrollar en el futuro esta enfermedad neurodegenerativa?

Sabemos que la edad y la historia familiar de primer grado son factores de riesgo. No obstante, la enfermedad de Alzheimer se considera genética en menos del 1% de casos y en la mayoría se debe a una combinación de factores biológicos, genéticos y ambientales.

9. ¿En un futuro ve posible saber con un sencillo análisis de sangre si una persona tiene la enfermedad de Alzheimer?

Hoy ya existen técnicas capaces de detectar si una persona tiene alzhéimer mediante un análisis de sangre. Sin embargo, son todavía técnicas en investigación y requieren su aprobación para uso clínico, lo que puede ocurrir en los próximos meses. Es probable que no se puedan usar de forma aislada y que, al menos al principio, haya que confirmar los resultados con otras pruebas. Aun así, permitirán acelerar el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer..

10. A finales del año 2025 podrían llegar a Europa los primeros fármacos con capacidad para frenar el alzhéimer en etapas tempranas. ¿Cree que esta enfermedad se podrá curar?

No sabemos si se podrá curar o no, pero disponer de fármacos que por primera vez modifican el curso de esta enfermedad es ya un gran avance. En los próximos años veremos aparecer muchos otros fármacos que irán mejorando las opciones de tratamiento, como ha ocurrido con muchas otras enfermedades.