Los médicos irán a la huelga contra el Gobierno

El Foro de la Profesión Médica convoca el paro para el martes 27 contra las últimas medidas de Sanidad, una «agresión a la seguridad de los pacientes»

«Haremos huelga el día 27. Y si no atienden a nuestras reivindicaciones repetiremos otro día, y otro, y otro». El presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Tomás Toranzo, se mostró ayer así de rotundo a LA RAZÓN minutos después de que el Comité Ejecutivo aprobase la convocatoria de una huelga general de médicos en toda España ese martes de octubre. «Se respetarán los servicios mínimos y creo que no se trastocará tanto la atención a los pacientes. Pero es un conflicto muy serio y queremos la máxima repercusión».

La última huelga general de médicos de ámbito estatal se remonta a mayo de 1995, y también con el PSOE en el Gobierno. Duró entre el 9 de mayo y el 24 de junio, con Ángeles Amador como ministra de Sanidad. Tras muchos preacuerdos fallidos se llegó al entendimiento con la mediación de Fernando Abril Martorell, que en junio de 1990 había sido nombrado presidente, a propuesta de Felipe González, de la Comisión de Análisis y Evaluación del Sistema Nacional de Salud, que produjo el denominado Informe Abril para diseñar la reforma del sistema sanitario español.

Múltiples son los motivos que alegan ahora los profesionales médicos para adoptar esta medida extrema, que es apoyada en su conjunto por el Foro de la Profesión Médica compuesto, además de por la CESM, por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España, la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina. Consideran que el Real Decreto-Ley del 29 de septiembre pasado supone una «agresión a la seguridad de los pacientes y a la dignidad profesional». Los miembros del Foro califican de «inaudita» la actitud del Ministerio de Sanidad de no negociar. Creen que hay que dialogar sobre la «supuesta falta de médicos aireada desde algunas administraciones» ya que en realidad es «una escasa disponibilidad ante las lamentables condiciones laborales en las que se está obligando a ejercer a los profesionales».

En la última semana se han enviado hasta tres peticiones al ministro de Sanidad, Salvador Illa, para sentarse a dialogar sobre el problema actual del sector, todas ellas sin obtener respuesta, han asegurado.

«Intrusismo profesional»

Entre los motivos para la huelga se encuentra que con el decreto de Sanidad «se legaliza el intrusismo profesional y se deslegitima el sistema de Formación Sanitaria Especializada, en definitiva, se le da la puntilla a la calidad del Sistema Nacional de Salud». También la norma instaura «la opción de la movilidad forzosa de los facultativos, no solo física sino también entre distintos niveles asistenciales», lo que repercute en la seguridad del paciente al abrir la opción de que sean atendidos por especialistas ajenos al área donde hayan sido destinados. Además, se atribuyen competencias exclusivas de los médicos de Familia a los enfermeros hospitalarios.

Otro punto conflictivo es el de las homologaciones urgentes de médicos extranjeros por la pandemia para ejercer en España. Sin embargo, solo un tercio de estos profesionales se queda a trabajar en nuestro país, dato que para el secretario general del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, el doctor José María Rodríguez Vicente, muestra que esta vía no es la más oportuna para paliar las dificultades actuales de contratación del Sistema Nacional de Salud. «Desde la profesión médica apostamos por otro tipo de soluciones como ofertar contratos a los graduados que no han obtenido plaza en el examen MIR, y a los 7.100 médicos y médicas recién graduados en las facultades españolas, y que podrían desempeñar numerosas funciones con total profesionalidad dentro de los sistemas sanitarios», valorándose estos méritos para las próximas convocatorias. Asimismo, recuerda que «en España no faltan médicos sino planificación y políticas de recursos humanos».

El colectivo de enfermería se reúne hoy con el Foro de la Profesión Médica para decidir si se une a la convocatoria de huelga, lo que algunas fuentes dan por seguro, aunque esperarán a hoy para hacer oficial su postura. Ayer en Madrid protagonizaron un paro y amenazan con continuar hasta que la administración se siente a negociar reivindicaciones como ampliación de plantilla, estabilidad en el empleo, desarrollo de las especialidades y la prescripción enfermera.

Ya los MIR de Cataluña protagonizaron ocho días de paro, que finalizó el pasado día 2. También en esta comunidad autónoma está convocada huelga en el sector del transporte sanitario privado para mañana viernes. Además de la huelga indefinida del sector de las ambulancias, los sindicatos han anunciado movilizaciones frente a la sede del CatSalut en Barcelona.