Aborto y patria potestad

El aborto no es una decisión sobre el propio cuerpo, como si se eliminara un tumor

CLINICA MAR&GEN 07/09/2020 CLINICA MAR&GEN

Hace ya unos días, apreciamos el concepto de la vida humana que tienen nuestros gobernantes cuando, para distraer a la opinión pública de un tema de candente actualidad y que afectaba a un sector del Gobierno, improvisaron sobre la marcha utilizando un asunto tan sensible y grave como es el del aborto.

Si ya es un despropósito la existencia de un Ministerio dedicado a imponer la ideología marxista de género, resulta lamentable improvisar el anuncio de una modificación de la ley que regula el aborto para distraer la atención de la opinión pública. La patria potestad sobre las menores de edad exige la obligación del consentimiento paterno antes de practicarlo a hijas de 16-17 años y, al tuntún e invocando el universal e ilimitado derecho de la mujer «a decidir sobre su propio cuerpo», la ministra anunció su próxima eliminación.

Como todos sabemos, el aborto no es una decisión sobre el propio cuerpo, como si se eliminara un tumor o se efectuara un retoque estético: lo que se cercena es el cuerpo de otro ser humano con vida propia y en desarrollo en el seno de su madre. Es necesario recordar que el aborto y la patria potestad son cuestiones demasiado serias para trivializarlas así. Esperemos no se aproveche el estado de alarma para introducir una reforma de este calado.

Y, por cierto, la patria potestad no es franquista ni de derechas: es una institución jurídica creada por la Roma antigua para regular la relaciones entre los padres y los hijos no emancipados.