Las comunidades siguen sin recibir nuevas vacunas

Las dosis entregadas siguen en las 743.925, las mismas que la semana pasada. Se han administrado, de media, el 65%

GRAFCAT6886. BARCELONA, 11/01/2021.- Una enfermera del Hospital Sant Pau de Barcelona prepara las vacunas para el personal sanitario del hospital, este lunes, cuando los equipos de vacunación han inyectado en Cataluña un total de 68.306 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech a personal sanitario, trabajadores e internos de residencias de mayores y funcionarios de cárceles y centros de justicia juvenil, con lo que desde el pasado 27 de diciembre la cifra de vacunados alcanza el 57% de las 120.000 dosis de las que dispone la Generalitat, que hoy recibirá 60.000 vacunas mas. EFE/Marta Pérez.
GRAFCAT6886. BARCELONA, 11/01/2021.- Una enfermera del Hospital Sant Pau de Barcelona prepara las vacunas para el personal sanitario del hospital, este lunes, cuando los equipos de vacunación han inyectado en Cataluña un total de 68.306 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech a personal sanitario, trabajadores e internos de residencias de mayores y funcionarios de cárceles y centros de justicia juvenil, con lo que desde el pasado 27 de diciembre la cifra de vacunados alcanza el 57% de las 120.000 dosis de las que dispone la Generalitat, que hoy recibirá 60.000 vacunas mas. EFE/Marta Pérez.Marta PérezEFE

Pese al mensaje triunfalista del Ministerio de Sanidad, la segunda remesa de vacunas de Pfizer no fue entregada a las diferentes comunidades tampoco ayer. El lunes, el ministerio que capitanea Salvador Illa llamó a la calma asegurando que el nuevo lote de vacunas, un total de 350.000, «llegarán en avión a los aeropuertos designados con algún ajuste dada la situación climatológica». «Se han implementado los esfuerzos losgísticos para salvar las consecuencias del temporal y que las vacunas puedan llegar a los puntos designados a lo margo de la mañana del lunes». Pero lo cierto es que, aunque los aviones consiguieron aterrizar, el suministro a las distintas regiones no se ha completado.

Según el propio informe del ministerio publicado ayer, el total de dosis distribuidas seguía en las 743.925, las mismas que durante toda la semana pasada. De ese montante, se han administrado 488.041, es decir el 65,6% del total. Solo hay una ciudad autónoma que ha utilizado todas: Melilla. Asturias y la Comunidad Valenciana también llevan un buen ritmo de vacunación, pues han administrado más del 90% de las dosis que tienen disponibles. Cantabria y Castilla y León son otras de las que están haciendo bien los deberes, con el 80% de la vacunación de esta primera remesa completada. Al 50% están Aragón, Canarias, Extremadura, Navarra, País Vasco, y un poco más, al 60%, Andalucía y La Rioja. Las comunidades más rezagadas siguen siendo Baleares y Madrid. En las islas tan solo se han administrado 4.835 vacunas de las 12.840 recibidas, es decir un 37,7%. En la misma situación está la Comunidad de Madrid, la más golpeada por el temporal de frío y nieve. La región gobernada por Isabel Díaz Ayuso, no obstante, ha dado un empujón en estos últimos días para acercarse a Baleares y de las 98.790 dosis que se le han asignado, se han puesto alrededor de 36.000, es decir un 36,4%, pese a las complicaciones de la borrasca y el difícil acceso a hospitales y residencias.

Todavía en ninguna comunidad se ha aplicado la segunda dosis a los pacientes que ya tenían la primera, aunque se espera que ya haya personas inmunizadas totalmente durante esta semana.

Llegan las de Moderna

La reciente vacuna aprobada por Europa, la de la farmaceútica estadonidense Moderna, empezará a administrarse en nuestro país paralelamente a la de Pfizer. Después de que la Comisión Europea avalase su comercialización el día de Reyes, ayer llegó a nuestro país la primera remesa de 35.700 sueros. Esta es la primera entrega de un total de 600.000, que se irán recibiendo hasta finales de febrero. Lo harán a un ritmo creciente: algo más de 50.000 de aquí dos semanas, otras 127.000 en un mes y 383.000 más en la tercera semana de ese mes. Así loanunció ayer el ministro Salvador Illa, tras la reunión del Consejo de Ministros. La llegada de las nuevas vacunas de la farmacéutica estadounidense Moderna no alterará en lo sustancial el plan de inmunización iniciado a finales de 2020. Las nuevas existencias se sumarán a las de Pfizer/BioNTech y se administrarán según lo previsto a los colectivos vulnerables: residencias. cuidadores y personal sanitario.

Illa anunció que «el objetivo es que a finales de esta semana todas las residencias hayan administrado la primera dosis» y que «el 18 de enero reciban la segunda» los primeros que fueron vacunados en España, los internos en una residencia de Guadalajara.

Ambas vacunas han mostrado un perfil similar de eficacia y seguridad durante los ensayos clínicos. Las dos están basadas en la misma tecnología ARN, aunque la de Pfizer/BioNTech es más exigente en las condiciones de transporte y almacenamiento. Moderna asegura que su vacuna, de la que también se necesitan dos dosis, garantiza al menos un año de protección frente al coronavirus, incluida la nueva variante del Reino Unido.