Sanidad teme otro pico de ingresos y muertes por la cepa británica

Los técnicos de Salud Pública alertan de una mayor letalidad «en las próximas semanas» tras detectar un rápido aumento de la incidencia

Las plantas Covid  presentan niveles de saturación que empeorarán con las variantes del Reino Unido
Las plantas Covid presentan niveles de saturación que empeorarán con las variantes del Reino UnidoQuique GarciaEFE

El Ministerio de Sanidad teme una nueva oleada de ingresos hospitalarios a medio plazo causada por la nueva cepa británica del virus. En la última actualización de un documento en el que analiza la situación epidemiológica de la variante B.1.1.7 del SARS-CoV-2, como se la conoce técnicamente, y otras variantes de interés, los técnicos de la Dirección General de Salud Pública exponen ya abiertamente que dicha mutación está presente en España, y en algunos lugares en los que se han realizado estimaciones de incidencia «está aumentando rápidamente».

«La presencia de esta variante en nuestro país puede condicionar un aumento de la incidencia y, posiblemente, la tasa de hospitalización y la letalidad en nuestro país en las próximas semanas». Apenas poco más de un mes después de que el director del Centro de Coordinación de Alertas del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, pronosticara un impacto «marginal» de la nueva cepa, el documento que emana del propio departamento que dirige Carolina Darias remarca que «según los estudios realizados, la variante del linaje B.1.1.7 de SARS-CoV-2 está asociada a una mayor capacidad del virus para transmitirse, lo que puede asociarse a mayor incidencia de la enfermedad en los lugares donde circule ampliamente y no se apliquen estrictamente las medidas de prevención de infección. Esta posibilidad se puede incrementar progresivamente si la variante va incrementando su prevalencia en los diferentes territorios. Además, existe una posibilidad real de que pueda estar relacionada con mayor gravedad y mayor letalidad».

El documento añade que «el riesgo de que se produzca un aumento progresivo en las hospitalizaciones asociado a la circulación cada vez mayor de la variante es, por tanto, elevado, tanto por el aumento de la incidencia como por el aumento de la gravedad». Sanidad resalta de forma vaga que, en este momento, «no existen evidencias de que B.1.1.7 no afecta a la capacidad de neutralización de los anticuerpos en personas inmunizadas con pautas de vacunación completas, por lo que es probable que se mantengan las eficacias estimadas de las diferentes vacunas actualmente disponibles».

Mapa de la prevalencia de las variantes covid de Reino Unido y Suráfrica
Mapa de la prevalencia de las variantes covid de Reino Unido y SuráfricaTeresa Gallardo

En otro lugar especifica que «es muy poco probable» que la variante pueda escapar a la protección conferida por las vacunas actualmente en uso. Según los datos recabados en el informe, hasta el 8 de febrero se habían notificado a nivel nacional más de 470 casos confirmados de esta variante en 14 comunidades: Madrid, Andalucía, Cantabria, Baleares, Comunidad Valenciana, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco, Galicia, Extremadura y Cataluña. Además, se están analizando muestras de otros casos sospechosos en el Centro Nacional de Microbiología y los laboratorios designados por las autonomías. El Ministerio subraya que varias regiones han comunicado casos en los que no se ha podido establecer vínculo epidemiológico con Reino Unido, y recuerda que la variante ya fue detectada en aguas residuales de Granada el 17 de diciembre de 2020. El documento recuerda también que fue precisamente tres días antes, el 14 de diciembre, cuando Reino Unido declaró un aumento de la incidencia de SARS-CoV-2 en algunas regiones del país (Este y Sureste de Inglaterra y área metropolitana de Londres) asociada a una nueva variante del virus con una supuesta mayor capacidad de transmisión y que circulaba en el país desde el mes de septiembre.

Esta variante se caracteriza por presentar 23 mutaciones diferentes, ocho de ellas en el gen de la proteína de la espícula en una región de importancia para la infección y la transmisión, y un escape inmunitario en algunos pacientes. Dicha variante se ha convertido ya en dominante en Reino Unido, al estar presente en el 89,5% de las muestras entre el 18 y el 24 de enero de este año.

Aunque inicialmente la variante no se asoció con cambios en la gravedad de la enfermedad, estudios más recientes indican que podría estar asociada a un incremento de la letalidad en todos los grupos de edad.

La actualización del informe también se detiene en la variante surafricana, detectada el 18 de diciembre, a la que se conoce como 501Y.V2. Sanidad subraya que no hay evidencias de mayor virulencia, aunque subraya que algunos estudios muestran una disminución de la capacidad de neutralización de sueros a pacientes convalecientes, por lo que preocupa que pueda producir un mayor número de reinfecciones o reducir parcialmente la eficacia de las vacunas. Algunas empresas productoras han iniciado el desarrollo de nuevas formulaciones de la vacuna que incluyan las mutaciones presentes en esta variante. El 21 de enero se comunicó el primer caso en España, en una persona con antecedente de haber viajado a Sudáfrica, y desde entonces se ha notificado otro en Cataluña.