Salud

Sanidad retira del mercado el espray nasal que prometía frenar el coronavirus

La Agencia del Medicamento apremia al distribuidor de Taffix a “cesar su comercialización” y a “retirar las unidades” ya repartidas

Thumbnail

Taffix, el espray nasal creado por la compañía biofarmacéutica israelí Nasus Pharma que presumía de bloquear el acceso de cualquier tipo de virus a través de las cavidades nasales, se encuentra en el punto de mira de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). En concreto, la Unidad de Control de Mercado de Productos Sanitarios de este organismo dependiente del Ministerio de Sanidad ya ha mostrado sus “dudas” sobre este espray ante las consultas que ha ido recibiendo de las oficinas de farmacia, tras demandarlo numerosos clientes. Según señala en una nota a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, el Departamento de Productos Sanitarios de dicha unidad comunica que “ha procedido a la apertura de un caso de control de mercado” y que “se está realizando la investigación pertinente a nivel europeo”. La AEMPS comunica también que, a requerimiento suyo, el distribuidor de este producto en España “está adoptando las medidas oportunas para cesar su comercialización y retirar las unidades distribuidas del producto Taffix”.

La llegada al mercado español de este spray nasal suscitó gran expectación entre los consumidores, después de largos meses de lucha contra la pandemia de Covid-19. Según informaba creadora, el vaporizador Taffix es un aerosol eficaz hasta en un 99,99% y ofrece protección durante cinco horas, aunque matizaba que no era un sustituto de las mascarillas, sino “una capa adicional de protección” particularmente útil en entornos de alto riesgo. Tafflix prometía actuar en 50 segundos, modificando el ph de la muscosa nasal para evitar la supervivencia de virus y bacterias, resultando efectivo, según aseguraba, en espacios cerrados, como tiendas o transportes, y con riesgo de contagio. Las dudas suscitadas por este producto ya habían sido puestas de manifiesto por algunos profesionales.

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL), por ejemplo, elaboró una comunicación en el que recordaba que el mecanismo de contagio más común del SARS-CoV-2 es por transmisión aérea. “En el primer paso de la infección el virus penetra en el organismo a través de las vías aéreas superiores. Esto ocurre porque el epitelio nasal expresa altos niveles de dos proteínas que funcionan como receptores principales de entrada del virus en la célula, ya que se unen a una importante proteína localizada en superficie viral (Spike). Este hecho convierte a las fosas nasales en el objetivo principal del virus para acceder al organismo huésped”.

En su nota, dicha sociedad científica recordaba que Taffix está compuesto por hipromelosa, ácido cítrico, citrato sódico, cloruro de benzaconio y mentol. Avisaba entonces de que a pesar de que el primero de estos principios activos, la hipromelosa, se hincha y forma una barrera de gel que sirve para disminuir la exposición a alérgenos ambientales de dicha mucosa y, por tanto, disminuir los síntomas alérgicos asociados, “esto no ha sido demostrado con productos similares en varios estudios aleatorizados, con lo que la evidencia científica actual es buena”. También aseguraba que “a pesar de que ciertos autores creen que pueda disminuir las infecciones virales (por ejemplo, rinovirus o virus influenza), esto no ha sido demostrado”.

Taffix proclama que el uso de la hipromelosa bloquea al virus a la hora de entrar en las células de la mucosa nasal; sin embargo, no hay evidencia científica de calidad que lo confirme”, aseguraban los profesionales de esta sociedad, recalcando como conclusión que “debido a la nula evidencia científica del trabajo en el que se avala el producto, y tras refutar, basándonos en la evidencia científica disponible en el momento actual, todos los efectos de protección frente a la Covid-19 que proclama el Taffix, la SEORL no puede recomendar su uso para el fin para el que se publicita”. El producto es una de las estrellas farmacológicas de venta en Amazon y también se comercializa en algunas farmacias españolas, al no requerir de prescripción médica.