Salud

Llegan los carros de la compra con mangos libres de Covid-19

Llevan un recubrimiento compuesto por un agente bioactivo que elimina virus, bacterias y hongos, y crea un efecto barrera

El recubrimiento ha sido desarrollado por una empresa española
El recubrimiento ha sido desarrollado por una empresa españolaRicardo Rubio Europa Press

La cadena de supermercados Consum va a instalar mangos libres de contagio de Covid en cerca de 47.000 unidades. En el mes de julio tiene previsto que más del 91% de sus carros estén renovados en sus más de 1.100 establecimientos. Asimismo, también está reemplazando sus cestas de compra por otras que han sido tratadas con un recubrimiento en la propia asa que elimina la Covid-19, reduciendo su propagación. En total, se van a reemplazar más de 14.300 cestas.

Consum se convierte en la primera cadena del sector en tomar esta medida para frenar los contagios de Covid por superficie sobre uno de los elementos que más manipulan personas diferentes a lo lago de todo el día en un supermercado. Los mangos de los carros y de las cestas ha sido tratados con un recubrimiento permanente llamado Umbrella Zero.

Se trata de un revestimiento nanotecnológico con propiedades antivíricas de larga duración, que se aplica sobre la superficie y elimina el coronavirus con un 99,9% de eficacia, certificada por Virnostica, perteneciente al Instituto de Salud Carlos III, para cepas de virus SARS-CoV-2. además, se enmarca en la norma ISO 21702. Esta solución, creada por Umbrella Technologies, laboratorio español de investigación especializado en nanotecnología, es la única en el mundo con estas características excepcionales, según la bibliografía consultada y las últimas referencias en publicaciones internacionales, según informa la compañía en un comunicado.

Este recubrimiento está compuesto por una capa con un agente bioactivo (nanopartículas de plata, entre otras), que, al entrar en contacto con una bacteria, un virus o un hongo, perfora la membrana celular y la elimina rápidamente. Se crea, así, un efecto barrera en el material que anula su carga viral de forma permanente e impide que contagie, incluso aunque el virus vuelva a depositarse sobre él.

Gracias a este revestimiento, con propiedades viricidas, bactericidas y fungicidas, que se ha aplicado en los mangos de los carros, se evita el contagio de coronavirus por periodos superiores a los dos años. “Su mantenimiento, además, es respetuoso con el medioambiente, pues se realiza con jabones neutros, sin desinfectantes u otros productos agresivos”.