Una vacunada con AstraZeneca en Vitoria, en coma inducido tras sufrir un trombo

La mujer sintió “malestar” y se desplomó una semana después de ser vacunada con el fármaco anglo-sueco

Vial de la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19
Vial de la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19Henry NichollsREUTERS

Una mujer de 57 años se encuentra en coma inducido tras sufrir un trombo en la cabeza tras recibir la dosis de la vacuna de AstraZeneca en Vitoria.

El Departamento de Salud ha confirmado este miércoles que el pasado fin de semana notificó una “sospecha de un acontecimiento adverso grave asociado a la vacunación con AstraZeneca” a la red de farmacovigilancia y que será la Agencia Española del Medicamento la que investigará esa sospecha.

La trabajadora del Servicio de Ayuda a Domicilio de Álava, que ha sufrido un episodio adverso, sufre de patologías previas. La mujer sintió “malestar” y se desplomó una semana después de ser vacunada con el fármaco anglo-sueco. Desde entonces, está ingresada en la UCI del Hospital Santiago de la capital vasca, según informa EITB.

Los médicos que la están atendiendo consultados por El Correo informan de que esperan que la evolución sea favorable dentro de la gravedad.

Este caso se suma al que conocimos hace unos días de la muerte de un militar del Ejército Tierra, de 35 años, al que también se le había suministrado el suero de AstraZeneca.

El joven, cuyas iniciales era F.P.B., fue vacunado contra la Covid-19 el día 7 de abril junto al resto de su unidad e inmediatamente después comenzó a encontrarse mal. Días después, el pasado 21, sufrió un desvanecimiento cuando se encontraba en su domicilio y fue trasladado al hospital, donde permanecía ingresado en estado grave hasta su fallecimiento.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha confirmado la “posible relación” entre la vacuna contra la Covid-19 de AstraZeneca y los coágulos sanguíneos con niveles bajos de plaquetas y ha establecido, por tanto, que estos acontecimientos adversos deben figurar en la lista de efectos secundarios “muy raros” de la vacuna.

A pesar de esto, el organismo europeo concluye que los beneficios de la administración del suero superan a sus posibles riesgos debido a la baja incidencia de casos, y no ha señalado a ningún grupo determinado de población que pueda quedar exento de recibir este antídoto al entrañar un mayor riesgo.