¿Quién fue la duquesa solidaria que creó la Lotería del Niño?

El segundo de los sorteos de lotería más populares que se celebra en España después del Sorteo de Navidad. Se lleva a cabo cada 6 de enero, coincidiendo con la festividad de los Reyes Magos, y tiene lugar, generalmente, en el salón de sorteos de Loterías y Apuestas del Estado, en Madrid

La duquesa de Santoña pintada por Madrazo
La duquesa de Santoña pintada por Madrazo FOTO: Comunidad de Madrid

En 1941 se realizó el primer sorteo de lo que hoy conocemos como la Lotería del Niño gracias al general F. Roldán, que en esa época era el máximo responsable de la Dirección General de Timbre y Monopolios. El general creó el popular sorteo en un intento de recuperar parte de los fondos perdidos durante la Guerra Civil. Sin embargo, algunos estudios apuntan que su origen es mucho más antiguo, concretamente anterior a 1881, cuando se inauguró el primer centro pediátrico fundado en España. Y es que la “Rifa Nacional del Niño”, como era conocida en sus inicios, fue creada por la duquesa de Santoña para impulsar la creación y financiación del Hospital Infantil Niño Jesús de Madrid.

María del Carmen Hernández Espinosa de los Monteros nació el 25 de marzo de 1828 en Madrid, conocida popularmente como Mariquita Hernández, fue una noble y acaudalada española, fundadora y principal promotora del hospital infantil madrileño. En 1873 se casó en segundas nupcias, meses después de que su primer marido falleciera, con Juan Manuel de Manzanedo, nombrado marqués de Manzanedo desde 1864 y duque de Santoña desde 1875, como gratificación por su contribución a la Restauración borbónica con Alfonso XII. Hernández adquirió por este matrimonio los títulos nobiliarios de duquesa de Santoña y marquesa de Manzanedo.

Según los expertos, gracias a su alto poder adquisitivo la duquesa financiaba multitud de iniciativas solidarias para ayudar a los más desamparados, sobre todo a los niños. Según el Museo del Prado, el hospital creado a raíz de la “rifa” impulsada por la duquesa contaba con modernos métodos pediátricos, quirúrgicos y oftalmológicos. Aunque pronto se volvió demasiado pequeño y tuvo que ser reconstruido en otra área, esta vez en el terreno detrás de los jardines del Buen Retiro. Gracias a la relación entre su marido, Juan Manuel de Manzanedo, y el rey Alfonso XII, el monarca eximió a la duquesa de donar al país el 4% del total de los fondos recaudados por la lotería infantil.

Una muerte trágica la llevó a la ruina

El investigador Gabriel Medina Vílchez (en la imagen) data los primeros sorteos de la lotería del Niño a finales del Siglo XIX a iniciativa de la motrileña María del Carmen Hernández y Espinosa de los Monteros, duquesa de Santoña, para obtener fondos para un hospital de niños en Madrid.
El investigador Gabriel Medina Vílchez (en la imagen) data los primeros sorteos de la lotería del Niño a finales del Siglo XIX a iniciativa de la motrileña María del Carmen Hernández y Espinosa de los Monteros, duquesa de Santoña, para obtener fondos para un hospital de niños en Madrid.

Pese a su gran corazón, la duquesa no tuvo un final feliz. Cuando Manzanedo falleció en 1882, la vida de la duquesa dio un giro que terminó arruinándola. Una supuesta hija ilegítima de su marido vino desde Cuba e interpuso una demanda contra ella, reclamando la herencia de su padre. Tras años de juicios, Mariquita Hernández tuvo que dar parte de la herencia de su marido a la desconocida, hasta ese momento, hijastra de Manzanedo, un hecho que la llevó a la ruina. La mujer pasó sus últimos días sin un céntimo, malviviendo en una pensión, donde terminó falleciendo.