Contratazo a dedo de cinco millones de test de antígenos a 3,1 euros cada uno

Dos días antes de la bajada de precios de las pruebas el Ministerio de Sanidad formalizó la adjudicación a la única empresa que se presentó, la multinacional Abbott, por 15,5 millones de euros

Las compañías del sector han buscado proveer de test de antígenos por la alta demanda
Las compañías del sector han buscado proveer de test de antígenos por la alta demanda FOTO: foto La Razón

El Ministerio de Sanidad no renuncia a las compras de material sanitario mediante procesos de negociación acelerados en los que el adjudicatario es el único proveedor que se presenta al «concurso». Y ello, pese a que España ya no se encuentra en estado de alarma, un periodo en el que proliferaron los procedimientos de este tipo, y en los que la publicación de la adjudicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) se producía a menudo con meses de retraso con respecto a la formalización de los contratos.

En esta ocasión, la práctica la ha vuelto a protagonizar el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), un organismo envuelto en la polémica por la lentitud que protagonizó en las compras en las semanas iniciales de la pandemia y por las múltiples adjudicaciones irregulares o con sobreprecios de material sanitario que protagonizó durante el primer año de covid a empresas con dirección inexistente o desconocidas en el sector sanitario.

Según el anuncio de adjudicación publicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público el pasado martes a las 16:44 horas, el Ingesa ha pagado ahora 15,5 millones de euros por cinco millones de test de detección rápida de antígeno de SARS-CoV-2 de la marca Panbio Covid-19 Ag Rapid Test Device Nasal 25-T NS (ref. 41 FK11).

Cada uno de estos test, de uso profesional y no de autodiagnóstico, le costará a las arcas públicas 3,1 euros, cantidad a la que hay que sumar el importe correspondiente a los impuestos. Y la adjudicataria es la multinacional Abbott Rapid Diagnostics Healthcare, S.L., la única empresa que concurrió a este procedimiento.

El pasado 10 de octubre de 2020, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ya publicó otro anuncio de formalización de contratos del Ingesa para el suministro de cinco millones de test de detección rápida de antígeno por un importe, entonces, de 22,5 millones de euros. La fecha de adjudicación había sido el 30 de septiembre de ese mismo año y la adjudicataria de este procedimiento «sin publicidad acelerado» bajo la justificación de situación de extrema urgencia por la Covid-19 fue también Abbot Rapid Diagnostics Healthcare, S.L.

Según el anuncio de adjudicación publicado el martes, el plazo de ejecución de este nuevo contrato con Abbot es un mes, carece de financiación con fondos de la Unión Europea y el acuerdo que lo origina tiene por fecha el 5 de enero de este año. El texto asegura que la tramitación es de «emergencia», la tramitación del gasto «ordinaria» y la presentación de la oferta «manual».

En este documento el Ingesa, el organismo que también gestiona la sanidad en las ciudades autónomas de Ceuta y de Melilla, hace constar que el número de ofertas recibidas fue una, el número de ofertas recibidas de pequeñas y medianas empresas fue 0. Asimismo, añade que en el procedimiento no se han excluido ofertas por ser anormalmente bajas.