El tiempo en julio comienza inestable: de las fuertes lluvias y granizo a los 40 grados en cuestión de días

Las temperaturas medias del mes estarán por encima de la media y habrá largos periodos de tiempo seco pero sin grandes olas de calor

La inestabilidad dará paso al fuerte calor el próximo jueves y el mercurio regresará a los 40 grados en numerosos puntos del país
La inestabilidad dará paso al fuerte calor el próximo jueves y el mercurio regresará a los 40 grados en numerosos puntos del país FOTO: La Razón (Custom Credit)

El mes de junio que acaba hoy ha dejado uno de los meses más calurosos de los últimos años, con una semana de especial dureza, la del 12 al 19, en la que el calor sahariano dejó temperaturas asfixiantes en todo el país excepto en Galicia y Canarias.

De ahí se pasó a cierta estabilidad y a temperaturas algo más bajas y más habituales en estas fechas. Pero Julio llega “guerrero” y de la inestabilidad de los primeros días (que traerá fuertes lluvias e incluso granizo en algunas zonas) se pasará a temperaturas más altas de lo normal a partir de la segunda y tercera semanas del mes.

De esta manera, “durante los próximos días prevalecerá un ambiente soleado y aumentarán las temperaturas, salvo en la vertiente cantábrica, donde podrían producirse chubascos con temperaturas que apenas sobrepasarán los 20 grados, lo que contrasta con el sur donde superarán los 35. A finales de semana se prevén posibles lluvias tormentosas en gran parte de la mitad norte de la Península”, tal y como afirma José Antonio Maldonado, director de meteorología de Meteored.

Así, Maldonado indica que la próxima semana comenzará con inestabilidad en la mitad norte, con tormentas principalmente en el interior y en zonas de montaña.

Para volver a ponerse la ropa de verano habrá que esperar al jueves, momento en el que se prevé un ambiente soleado en toda España y las temperaturas subirán de manera generalizada, sobrepasando los 35 grados en muchas capitales. Los termómetros podrán superar los 40 grados en zonas del sur de Extremadura y en el valle del Guadalquivir.

Y en este momento, sí que podremos dejar las chanclas y la toalla preparadas porque el modelo de previsión indica que las altas temperaturas se instalarán en todo el país y en algunas zonas este buen se prolongará hasta finales de mes, con temperaturas que, al igual que en junio, estarán por encima de las normales en las vertientes atlántica y cantábrica. De hecho, en Extremadura y la mitad occidental de continuarán con el mercurio en la parte alta del termómetro, por encima de los 40 grados. Además en zonas como Madrid y Bilbao se esperan valores de hasta 38 grados. Por ello, las precipitaciones brillarán por su ausencia, aunque en todo caso serán más probables en zonas del noroeste.

Una persona camina en el Cerro del Tío Pío, conocido como Parque de las Siete Tetas, el día que dio comienzo el verano 2022
Una persona camina en el Cerro del Tío Pío, conocido como Parque de las Siete Tetas, el día que dio comienzo el verano 2022 FOTO: Cézaro De Luca Europa Press

¿Cómo comenzará la canícula?

En la semana del 18 al 24 de julio, inicio de la canícula, las temperaturas serán las normales en Galicia las regiones cantábricas, la zona centro de la Península, la Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias, mientras que en el resto del territorio se encontrarán por encima de las habituales.

Se esperan algunas lluvias de carácter aislado y de forma débil en zonas del Cantábrico, con posibles chubascos tormentosos en puntos de montaña.

Todo indica que julio terminará con un ambiente caluroso en prácticamente todo el país, aunque no parece probable que se produzca una gran ola de calor. En las regiones de la vertiente cantábrica, algunas zonas del litoral mediterráneo y el archipiélago canario los valores térmicos serán más suaves.

En cuanto a las precipitaciones estas serán escasas, débiles y aisladas, salvo alguna tormenta más intensa.