¿Con qué frecuencia debes cambiar la ropa de cama para mantener una buena higiene?

Aunque pueda parecer que están limpias o que no existe peligro, la verdad es que ninguna de estas cosas no suele ser cierta

Las sábanas y los pijamas están mucho tiempo en contacto con nuestra piel
Las sábanas y los pijamas están mucho tiempo en contacto con nuestra piel

Todos los días estrenamos ropa limpia. Desde que salimos de casa por la mañana hasta que volvemos por la tarde y nos cambiamos de ropa, habrán pasado unas 10 horas, más o menos. Y consideramos que este es tiempo suficiente como para que las prendas se hayan ganado un lavado. Sin embargo, estos no son los tejidos que están más tiempo en contacto con nuestra piel.

Si nos paramos un momento a pensar en ello, nos daremos cuenta de que los pijamas y las sábanas con los que dormimos no sólo pasan mucho más tiempo en contacto con nuestra piel sino también con otras sustancias, como nuestro sudor, por ejemplo. Y sin embargo, es frecuente que tardemos mucho más tiempo en cambiarlos... quizás sólo cuando vienen visitas.

Lavar los pijamas y las sábanas con frecuencia es algo más importante para la salud de lo que muchos piensan | Fuente: Dreamstime
Lavar los pijamas y las sábanas con frecuencia es algo más importante para la salud de lo que muchos piensan | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime

Lejos de ser un asunto puramente estético o de poca importancia, es algo que debemos tomarnos muy en serio. Cuando tardamos tanto tiempo en lavar estas prendas y tejidos, se pueden generar infecciones, cistitis y alteraciones en la dermis bastante serias.

¿Cada cuánto tiempo debemos lavarlos?

Cuando se trata de sábanas, teniendo en cuenta que pasamos una cantidad significativa de tiempo durmiendo sobre ellas, probablemente sea buena idea cambiarlas con frecuencia. Cuando pensamos en dormir no imaginamos grandes cantidades de sudor que producimos, sin embargo, según varios estudios podemos llegar a perder hasta 30 mililitros de agua cada hora a través de la transpiración mientras dormimos. Y eso sin contar si realizamos alguna otra actividad que podría aumentar la producción de sudor.

En base a esto, y según los expertos, debemos lavar nuestras sábanas cada semana aproximadamente. El consenso general es que este es un plazo más que razonable, aunque existen algunas consideraciones y excepciones. Si por ejemplo hemos estado enfermos, las sábanas deben cambiarse tan pronto como nos sintamos mejor.

Debemos cambiar nuestra ropa de cama después de haber superado una enfermedad | Fuente: Odilon Dimier/ Altopress
Debemos cambiar nuestra ropa de cama después de haber superado una enfermedad | Fuente: Odilon Dimier/ Altopress FOTO: Odilon Dimier ©GTRESONLINE

Pero, ¿Y si padecemos sudoración excesiva? en este caso debemos hacerlo diariamente, porque sólo así podremos mantener la salud de nuestra piel en el largo plazo. Otra variable que -evidentemente- también tendrá mucho que decir en si debemos cambiar con mayor o menor frecuencia nuestras sábanas, es si tenemos o no la costumbre de utilizar pijama.

Los expertos recomiendan cambiar de pijama cada tres o cada cuatro días, porque esta es la prenda que suele estar en contacto con nuestra piel cuando dormimos. Pero si no tenemos pijama, esa “prenda” serán las sábanas. Por lo que en este caso también deberíamos aumentar la frecuencia con la que las lavamos.