El cine sí es rentable en televisión

Las cadenas lanzan nuevas ofertas de películas en su parrilla para intentar quitarle el liderazgo a «El Peliculón» de Antena 3

Un fotograma de «Origen» que congregó a 2.553.000 espectadores
Un fotograma de «Origen» que congregó a 2.553.000 espectadores

Llegar a casa, descalzarse, prepararse una cena homenaje y encender el televisor para ver una buena película. Lo que para los espectadores es una de las prácticas más relajantes del fin de semana, se ha convertido para las cadenas en una lucha de programación. Si en los últimos años la emisión de cine a través de la pequeña pantalla había quedado relegada a una presencia marginal, ahora, las cadenas afinan sus mandos a distancia para intentar liderar la franja del «prime time» todos los días y los fines de semana. Hace unos años Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España, justificaba la escasa emisión de películas en Telecinco con que «si hablamos de una película de cine, ha de ser disfrutada en las salas de cine», además de añadir que no se podía recrear la misma sensación delante de un televisor. Parece que la audiencia vuelve a mandar en sentido contrario y demuestra que el cine sí que puede ser rentable al emitirse en la parrilla televisiva de nuestro país. Las cifras no mienten: Antena 3 lidera las noches de los sábados y los domingos gracias a la emisión de cine independientemente de a lo que se le enfrente en esa franja. TVE y Telecinco se afanan semana tras semana por contrarrestar el tirón de la programación de estrenos. A principios de octubre la emisión de «Criadas y señoras» consiguió congregar a 3.319.000 espectadores y un 20,5 % de «share» convirtiéndose en el programa más visto del día. A las 23:00 horas la audiencia había crecido en 441.000 televidentes más, coronando el «prime time» de la cadena. TVE emitía La película de la semana («Destino oculto») que se anotó un 15,6% de cuota de pantalla mientras que en Telecinco, «Aída» registraba el mínimo de la temporada con el 12,8%. La semana siguiente la apuesta de Antena 3, con «La boda de mi mejor amiga», y TVE, con «American Ganster», consiguieron cifras similares (16,6%) de cuota de pantalla, mientras la ficción de Paco León rozó los 2,5 millones de espectadores. Ante esta situación la cadena de Mediaset reaccionó y, con el liderazgo de audiencias más reñido que nunca, se lanza a emitir cine en «prime time». Así los jueves ya ha empezado a presentar estrenos como «Larry Crowne», «Déjà Vu», y «Wall Street: el dinero nunca duerme». Todo con tal de conseguir que Antena 3 no gane por cuarta vez consecutiva el mes. Telecinco recientemente firmó con Paramount Pictures y aprovechará sus acuerdos con Fox y Disney para intentar hacerse con las franjas en las que los datos de audiencia no son buenos, como las tardes de los domingos. Ha comprobado que sus número mejoran con eventos Disney ligados a estrenos cinematográficos y apuesta por títulos como «La búsqueda 2» o «Un canguro superduro». Entre otros de sus estrenos se encuentran «El equipo A», «Las crónicas de Narnia» y «Los viajes de Gulliver». Uno de los casos más sonados es el del filme «Avatar», de James Cameron. Mediaset dispone de los derechos de la cinta desde mayo de 2012 y está preparada para emitirla antes de que llegue noviembre. La cadena pretende emitirla en dos días consecutivos debido al metraje de la misma (162 minutos) y para rentabilizar su inversión, ya que ahora parece un mejor momento para el mercado publicitario. El corte necesario para emitir ambas partes ha estado autorizado y supervisado por el propio Cameron, que protagoniza una cortinilla anunciando la emisión de «Avatar, muy pronto en Telecinco».

El formato de Antena 3 de «El Peliculón» es una apuesta firme por el cine que otras cadenas intentan alcanzar dada su estrategia ganadora. El fin de semana pasado fue «Origen», con Leonardo DiCaprio, el encargado de enfrentarse al domingo y consiguió 2.553.000 espectadores y ser la cadena que ganó la sobremesa y la tarde. Además, desde la fusión con la Sexta el catálogo con el que cuenta el grupo ha tenido cabida a través de «El Taquillazo» y «la Sexta 3: Todo cine». Como respuesta, Cuatro emite desde este fin de semana pasado cintas en «prime time» dentro de un nuevo contenedor cinematográfico que se llama «El Blockbuster». Así, el sábado emitió la cinta de acción «Vacaciones en el infierno» con Mel Gibson y ayer «127 horas» con James Franco.

«Aída»: continúa la cuesta abajo

La ficción estrella de Telecinco parece que no termina de arrancar a pesar de haberse convertido este mes en la serie más longeva de la televisión. Tras anunciar a bombo y platillo el capítulo especial número 200, las cifras no son las esperadas por la cadena y el espectador parece haberse cansado ya de las tramas de Esperanza Sur. El estreno del capítulo en el que hacía un cameo el presentador Jesús Vázquez registró el mínimo de la temporada, con un 12,8% de cuota de pantalla y 2477.000 espectadores. La semana siguiente «Aída» consiguió detener la caída de las dos últimas y se mantuvo pero rozando los 2,5 millones de espectadores. En el capítulo de la semana pasada consiguió una mejoría que le llevó hasta los 2,9 millones y un 14,7% de «share», lo que la convirtió junto con la película «Origen» en lo más visto del día. Como complemento, Telecinco cuenta con los capítulos de «Niños robados», la proyección de cine de estreno, el posible estreno de la nueva temporada de «La que se avecina» y los dos partidos de la Selección ya emitidos. Pero la cadena de Mediaset deberá plantearse si hacer cambios importantes en la parrilla como cambiar «La voz» a los jueves –lo que obligaría a emitir doble programa–.