Descritas 42 nuevas variantes genéticas asociadas a la artritis reumatoide

Un equipo internacional de investigadores, con participación española, ha identificado 42 nuevas variantes genéticas asociadas a la artritis reumatoide, una descripción que podría aportar nuevas vías en el desarrollo de futuros fármacos.

Este es la principal conclusión de un artículo que se publica en la revista Nature y en el que por parte española han intervenido el Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra (del CSIC, en Granada), el Hospital Clínico San Carlos (en Madrid) y el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (en Santander).

La artritis reumatoide, cuya causa no se conoce aún, es una enfermedad autoinmune (el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo), crónica y que afecta especialmente a las articulaciones, aunque también produce daños cardiovasculares.

Afecta más a mujeres (en proporción tres a uno) que a hombres, suele aparecer en la edad media de la vida y su prevalencia en la población española es de alrededor del 0,5 %, ha confirmado a Efe Javier Martín, uno de los firmantes e investigador en el instituto López Neyra.

Con esta nueva aportación que publica Nature son ya 101 las variantes genéticas que se conocen vinculadas a la enfermedad.

Para poder encontrar las 42 nuevas variantes genéticas, los investigadores realizaron un estudio genético a gran escala sobre una muestra de más de 100.000 individuos caucásicos y asiáticos.

Así, según Javier Martín, se analizó el genoma de individuos de Asia, EEUU y Europa (España, Gran Bretaña, Holanda, Suecia y Francia).

En concreto, el equipo de investigación realizó un meta-análisis, recogiendo datos de distintos estudios anteriores que escudriñó aplicando técnicas de informática aplicadas a la biología.

Gracias a ello, llegó a analizar unos diez millones de marcadores genéticos por cada individuo.

Para Martín, estas 42 nuevas variantes genéticas suponen ahondar en el conocimiento biológico de la enfermedad, pero también posibilitan la identificación de nuevas dianas terapéuticas.

En la actualidad existen fármacos -llamados biológicos- para tratar esta enfermedad, ha continuado, pero aún existen entre un 20 y un 30 por ciento de pacientes que no responden a esta medicación.

De ahí, ha dicho, la necesidad de seguir buscando nuevos medicamentos, más específicos y con menos efectos secundarios.

Martín, quien ha recordado que el objetivo es mejorar la calidad de vida de los afectados por la artritis reumatoide, ha señalado, además, que esta enfermedad supone un gran gasto socioeconómico.