Brexit y roaming: ¿podré usar mi móvil en Reino Unido sin pagar de más?

Las operadoras esperan que el país y la Unión Europea lleguen a un acuerdo antes del 31 de diciembre

Llevamos cuatro días de Brexit, pero por ahora la ruptura definitiva tendrán que esperar. Hasta el 1 de enero de 2021 (día en que se hará efectiva) se establecerán las condiciones de la separación. Mientras tanto la relación entre la Unión Europea y Reino Unido seguirá funcionando sin cambios para ciudadanos, empresas, estudiantes y turistas. De todos estos aspectos, uno de los que más interés ha despertado es el roaming: ¿nos seguirán cobrando lo mismo cuando usemos nuestro smartphone en el país o tendremos que pagar más?

Desde el 15 de junio de 2017, estos costes extras quedaron eliminados en los 28 países que forman parte de la Unión Europea. Según esta reforma planteada por la Comisión Europea, los operadores deberían asumir el coste del uso del móvil en los diferentes territorios, en lugar de los ciudadanos. Desde entonces, pagaríamos nuestra tarifa habitual con indiferencia de la ciudad en la que nos encontrásemos. Siempre que fuese dentro del espacio comunitario o en alguno de los países asociados (Islandia, Noruega y Liechtenstein). O dicho de otro modo, el objetivo era conseguir que una llamada, enviar un mensaje o consultar internet costase lo mismo tanto en Manchester como en Badajoz. Y así fue.

Si bien al principio las dudas eran previsibles, ahora no supone ningún problema. Aunque también es cierto que existen límites de uso como el tiempo máximo durante el que se puede hacer uso del roaming de forma gratuita: cuatro meses. Superado dicho plazo, del operador podrá empezar a cobrar al usuario por ello. Es por todo ello que, desde que el 23 de junio de 2016 el 51,9% de los británicos votaron a favor del Brexit, esta cuestión se haya convertido en una constante a la hora de visitar Gran Bretaña.

El roaming gratuito existe en los 28 países de la Unión Europea: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Holanda, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía, San Marino, Suecia y, con carácter excepcional, Liechtenstein, Islandia y Noruega.

Fecha tope: 31 de diciembre

Ya que hasta el 31 de diciembre de este mismo año se irán produciendo cambios en los acuerdos y en la regulación, no será hasta ese momento cuando todo quedará zanjado al 100%. De esta forma, existe la posibilidad de que se produzca alguna modificación en el acuerdo inicial que elimina los costes de roaming en Reino Unido. De esta forma, algunos medios ya se aventuran a decir que volverán los cargos para los usuarios, mientras que otros indican todo lo contrario. La realidad es que, de momento, no se ha comunicado lo que pasará, y, por tanto, todo seguirá exactamente igual como ahora.

Uno de los operadores que han tomado ya cartas en el asunto ha sido Telefónica, que ha comenzado a trabajar con el Gobierno británico para que las tarifas de roaming mayoristas formen parte del acuerdo futuro entre la Unión Europea y Reino Unido. Orange, por su parte, ha asegurado que mantiene su política actual de precios en referencia a los clientes españoles que viajen a Reino Unido. Lo mismo que Vodafone y MásMóvil. Todos ellos esperan que a corto plazo se alcancen acuerdos favorables para todos. Euskaltel también ha emitido un comunicado para despejar las dudas: “La compañía mantiene durante 2020 las tarifas de roaming en Europa para Reino Unido a pesar del Brexit".