Pros y contras del nuevo iPad Pro 2020

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado si las prestaciones de esta versión renovada están a la altura de su precio

FILE PHOTO: The Apple Inc. logo is seen hanging at the entrance to the Apple store on 5th Avenue in New York
El logo de Apple en su tienda de la Quinta Avenida de ManhattanMike SegarReuters

Los lanzamientos inesperados de Apple ya se han convertido en algo habitual, al igual que sus elevados precios. En las últimas semanas, la compañía de la manzana decidió renovar una de sus tabletas más potentes: el iPad Pro. Su nueva versión, la de 2020, llega dos años después de su modelo anterior, el iPad Pro 2018, y trae consigo muchas novedades. No obstante, aunque el precio de su versión más básica se mantiene y aumenta su almacenamiento, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado si las prestaciones de un iPad Pro (2020) están a la altura de su precio y si realmente vale la pena invertir en este dispositivo.

Cuáles son las novedades

La principal diferencia que ha notado la OCU con su versión anterior es la incorporación a su cámara trasera de dos nuevas lentes y el escáner LiDAR, pensado para la realidad aumentada. Este escáner cuenta con avanzadas funciones de detección de profundidad, lo que permite realizar fotografías y vídeos más exigentes y profesionales. Otra función de este escáner es mejorar la app Medidas, que ahora permite calcular la altura de una persona o medir objetos rápidamente con mayor precisión.

“Con el escáner LiDAR, las cámaras profesionales, los sensores de movimiento, el rendimiento avanzado, el sonido profesional, la impresionante pantalla Liquid Retina y las potentes apps, el iPad Pro da un paso más para establecerse como el mejor dispositivo del mundo para la realidad aumentada (RA)”, señalaba Apple en un comunicado tras su presentación el pasado mes de marzo. La OCU también destaca la posibilidad de adquirirlo con un nuevo modelo de teclado, el Magic Keyboard, que dispone de trackpad, es decir, el “ratón” táctil que incorporan los portátiles. No obstante, esta compra resulta prácticamente indispensable si realmente se quiere usar el equipo como un ordenador tradicional.

Excelente calidad a un precio muy alto

“La calidad de imagen de las cámaras, tanto delantera como trasera, es muy buena, al igual que ocurre con la versión de 2018, aunque las dos nuevas lentes incorporadas mejoran aún más el resultado, como ocurre con el iPhone 11”, explica la OCU. Lo mismo ocurre al grabar vídeos. A la excelente calidad se le suma que la capacidad mínima de almacenamiento es ahora de 128 GB frente a los 64 GB de la versión de 2018.

La autonomía de la batería medida en el laboratorio puede alcanzar las 10 horas, aunque Apple advierte que su duración puede variar en función de los ajustes del dispositivo, el uso y otros factores. En cuanto a esto, la OCU ha detectado que su autonomía “es algo inferior en la versión de 2020 aunque sigue siendo buena”. Pasando a la pantalla, la Organización de Consumidores y Usuarios considera que su calidad y rendimiento son excelentes tanto en la versión de 2020 como en su predecesora. Los compradores pueden elegir entre un tamaño de 11 o 12,9 pulgadas, aunque la OCU considera que si quiere usar esta tableta como si fuera un portátil, la pantalla de 11 pulgadas se queda demasiado corta.

El iPad Pro (2020) también cuenta con diferentes opciones de almacenamiento: 128 GB, 256 GB, 512 GB y 1 TB. Por otro lado, el usuario podrá escoger, como es habitual, entre la posibilidad de contar con conectividad 4G frente a la versión solo wifi (más económica). “En definitiva, Apple ofrece 16 variantes de su nueva tableta en total con sus respectivos precios: la opción más básica no baja de los 879 euros sin teclado y la más cara supera los 1.800 euros. Si, además, quiere el teclado Magic, tendrá que añadir 339 euros (si el iPad es de 11 pulgadas) o 399 euros (si es de 12,9 pulgadas)”, señala la OCU en su análisis.

¿Puede sustituir a un portátil?

Los expertos de la OCU creen que no y consideran que “un buen ordenador portátil tradicional ofrecerá más versatilidad por el mismo dinero”. Sus principal contra sigue siendo el precio, que “puede llegar a superar el de muchos portátiles de ‘gaming’ del mercado”. Por otro lado, la conectividad es limitada (dispone de pocos puertos). Finalmente, la OCU concluye su análisis señalando que su sistema operativo iPad OS también presenta limitaciones y, pese a introducir mejoras notables respecto a iOS, sigue sin ser comparable al sistema operativo Mac OS que incorporan los ordenadores Apple. La Organización de Consumidores y Usuarios cuenta con un comparador para buscar la tableta que más se adecúe a las necesidades y presupuestos de cada comprador.