¿Qué velocidad de internet necesito en casa?

Lo ideal es contratar una conexión de fibra óptica de, como mínimo, 100 megabytes por segundo

Persona navegando en Internet.
Persona navegando en Internet. JOHN SCHNOBRICH / UNSPLASH

El teletrabajo, videollamadas, contenidos en streaming, videojuegos online... el aumento del consumo de internet hace que los clientes de los operadores de telecomunicaciones sean cada vez más exigentes con su red doméstica. Una conexión a internet rápida y estable se ha convertido en algo imprescindible en muchos hogares. Por eso, algunas compañías ya incluyen la fibra óptica de 1 Gb por segundo. Pero, ¿de verdad necesitamos tanta velocidad?

Prácticamente todos los operadores ofrecen, al menos, 300 Mb. Quizás no sea la conexión más rápida del mercado, pero en muchos casos es más que suficiente para un uso doméstico. Teniendo en cuenta las tendencias de consumo, la compañía ‘low cost’ Finetwork asegura que la opción ideal es contratar una fibra óptica de, como mínimo, 100 megas para no tener problemas con la conexión.

A partir de ese límite, la velocidad que contratemos dependera del uso de internet que hagamos en casa. No existe una fórmula matemática que determine cuántos megabytes necesitamos en nuestra red doméstica, pero fijarnos en la cantidad de dispositivos conectados a internet y en el tipo de contenido que consumimos puede ayudarnos a elegir la velocidad de fibra que mejor se adapte a nuestras exigencias.

También debe tener en cuenta que si su conexión se ralentiza puede ser porque algún vecino se esté aprovechando de su red wifi.

¿Qué velocidad de fibra necesito?

La velocidad de conexión depende de la cobertura que tenga cada empresa en determinadas zonas del país, pero las operadora suele ofrecer sus paquetes de internet en tres tramos: 100 Mb, 300 Mb o 600 Mb.

La fibra óptica de 100 Mb es una buena opción si los usuarios solo consultan las redes sociales y no hay más de 5 dispositivos conectados a la red doméstica (contando con altavoces inteligentes, televisores y otros aparatos de dómotica). Por ejemplo, un vídeo de YouTube a resolución 4K consume unos 20Mbps, mientras que una serie de Netflix requiere de alrededor de 25 Mbps. La conexión de 100 Mb no sería suficiente si hay varios dispositivos utilizando la red al mismo tiempo.

Sin embargo, con una conexión de 300 Mb podemos realizar videollamadas o disfrutar de contenidos por streaming sin problemas. Si sueles jugar a videojuegos online, utilizas las redes sociales o ves series desde las plataformas de streaming, lo más recomendable es optar por una conexión de 600 Mb.