¿Es legal grabar con las nuevas gafas de Facebook en la vía pública?

Las Ray-Ban Stories son las primeras gafas inteligentes de Facebook graban vídeos y hacen llamadas. El derecho a la privacidad ha hundido más de una vez las apuestas tecnológicas de los gigantes del sector. ¿Fracasarán como ocurrió con las gafas de Google?

Marck Zuckerberg con las Ray-Ban Stories
Marck Zuckerberg con las Ray-Ban StoriesLa Razón (Custom Credit)

Hace una semana Facebook sorprendió a todos con una noticia. Sacaba al mercado por 299 dólares, unos 250 euros, unas gafas con cámara. Lo que oyen. Ray-Ban Stories son las primeras gafas inteligentes de Facebook graban vídeos y hacen llamadas. “Ya no es necesario sacar el móvil del bolsillo”, anunciaba la compañía de Marck Zuckerberg. Las Ray-Ban Stories parecen unas gafas normales. Estas lentes sirven para hacer fotos o grabar hasta 30 segundos de vídeo. Para hacerlo, habría que pulsar un botón de captura, que está en una de las patillas, o pedírselo por voz al asistente de Facebook. Además de llevar dos cámaras de cinco megapíxeles en sus laterales, tienen tres micrófonos y unos altavoces, ojo, en sus patillas. El objetivo, según la compañía, es que el usuario pueda capturar todo lo que ocurre a su alrededor. No lo dudamos.

Las gafas aún no están en venta en España, pero de momento ya tienen fans y detractores. El uso de este tipo de gafas puede suscitar algunas preocupaciones relacionadas con la privacidad. Las gafas tienen una pequeña luz en uno de sus extremos que se enciende cuando se hacen fotos o se graba. Facebook lo considera suficiente para salvaguardar la privacidad de otros usuarios. ¿Pero es así? Tener un LED indicador de que se está grabando no es algo baladí. Este es un punto relevante, ya que es obligatorio informar a las personas de la vía pública que pueden ser objetivo de grabación. ¿Es esto suficiente?

El derecho a la privacidad ha hundido más de una vez las apuestas tecnológicas de los gigantes del sector. Es lo que ocurrió hace unos años con las Google Glass. De hecho el proyecto cayó en el olvido, porque en lugares públicos en Estados Unidos prohibieron la entrada a sus portadores. ¿Pasará lo mismo ahora? Es cierto que estas gafas tienen las mismas versatilidades que un smartphone. Un aparato que también permite grabar en la calle a cualquiera sin permiso. Sí es posible grabar en la vía pública para un uso personal, pero lo complejo es el uso que se hace de estas imágenes o vídeos. Y aquí sí hay muchas maneras en las que podríamos afectar los derechos de estas personas que hemos grabado.

El problema con las gafas de Facebook es el mismo que el de los móviles, el problema es cuando ese material de uso privado se comparte públicamente en alguna red social. Algo así como que la finalidad “doméstica” está permitida, pero su uso posterior queda sometido a la normativa de Protección de Datos. Por el momento las gafas de Facebook se han anunciado para mercados como los EE.UU, Canadá y Australia, pero también para Irlanda e Italia donde se aplica el Reglamento General de Protección de Datos Europeo. El gigante tecnológico asegura que las gafas pueden almacenar 30 vídeos y hasta 500 fotos. Todo el material capturado con ellas puede descargarse después en la aplicación Facebook View. Esta app, disponible tanto en la Play Store como en la App Store, permite editar el contenido y compartirlo en otras redes sociales como Facebook, Instagram o WhatsApp.