Economía

¿Qué va a pasar con Twitter tras la compra de Elon Musk?

El magnate ha deslizado varias pistas en las últimas semanas acerca de la visión que tiene para esta red social

Lo impensable ha sucedido. La oferta de adquisición que Elon Musk, el hombre más rico del planeta y CEO de Tesla y SpaceX, realizó sobre Twitter el pasado 14 de abril ha sido aceptada por la compañía que se preveía iba a resistir como un gato panza arriba. Musk pasa a controlar la decimoquinta red social en el mundo por número de usuarios, con 436 millones a finales de 2021, pero una de las más influyentes en la conversación pública.

Musk es un activo usuario de Twitter y desde semanas antes de que el pasado 4 de abril se convirtiera en el máximo accionista de la compañía con una participación del 9,2%, ha utilizado la plataforma y otros foros como la charla TED que realizó el pasado día 14 para expresar algunos de los cambios que quiere realizar en ella. Novedades sustanciales tanto en el modelo de negocio como en el funcionamiento de Twitter que supondrían darle la vuelta de arriba a abajo si finalmente los lleva a cabo. Enumeramos los principales cambios que el nuevo propietario de la red social ha avanzado en las últimas semanas.

Libertad de expresión

El pasado 25 de marzo Musk preguntaba a sus seguidores en Twitter sobre una de las cuestiones más candentes entre los usuarios críticos con la plataforma: “¿Crees que Twitter se adhiere rigurosamente al principio de libertad de expresión?” Una mayoría de más del 70% de entre dos millones de votos indicaban que no.

El propio Musk se ha posicionado como un “absolutista de la libertad de expresión” y declaró en la charla TED mencionada que “es muy importante que la gente tenga la realidad y la percepción de que pueden hablar libremente dentro de los límites de la ley. (…) Ante la duda, deberíamos permitir que exista el discurso. Pero si es un área gris, diría que prefiero que exista el tuit”.

Elon Musk talks Twitter, Tesla and how his brain works — live at TED2022

El magnate se ha mostrado crítico en diversas ocasiones con las políticas de moderación de Twitter que discriminan opiniones que se escapan a la narrativa oficial sobre determinados temas de actualidad y han desembocado en casos como la suspensión de la cuenta del expresidente Donald Trump a comienzos de 2021 o prácticas como la denuncia organizada de cuentas para provocar su cierre.

Sin publicidad

Twitter cuenta con un modelo de suscripción de pago con funciones prémium, Twitter Blue, no muy conocido por estar solo disponible en Estados Unidos, Canadá y Méjico. Musk ha abogado por eliminar la publicidad para los suscriptores y reducir el precio de la cuota mensual de 2,99 dólares a 2. El 90% de los ingresos de la plataforma provienen de la publicidad.

Sin cotizar en bolsa

La presión de los accionistas pasa a ser una cosa del pasado cuando hay un único propietario. Twitter pasa a ser una compañía privada que deja de cotizar en bolsa y en la que las decisiones, buena o malas, atañen solamente a Musk.

Algoritmo de código abierto

Otra encuesta que Musk realizó entre sus seguidores de Twitter el pasado 24 de marzo preguntaba si el algoritmo de la plataforma que decide los tuits que se muestran a cada usuario debía ser de código abierto, recibiendo una opinión mayoritariamente a favor. En la charla Ted del 14 de abril Musk expuso que “una de las cosas que creo que Twitter debería hacer es poner en código abierto el algoritmo y mostrar que si se ha hecho cualquier cambio en un tuit sea aparente, de manera que todo el mundo pueda ver que no hay manipulación por detrás, sea algorítmica o manual”. En los últimos años, Twitter ha recibido numerosas críticas por una práctica conocida como “shadow banning” consistente en limitar de forma artificial la visibilidad de los tuits de cuentas consideradas problemáticas para las políticas de moderación de Twitter.

Eliminar “bots” y autenticar usuarios humanos

Hace cinco días, el milllonario expresaba en Twitter que si su oferta de compra prosperaba “derrotaremos a los “bots” de spam o moriremos intentándolo”. Los “trending topics” respaldados por los tuits de miles de cuentas automatizadas es uno de los problemas que arrastra la plataforma desde sus comienzos y Musk propuso como solución en un tuit del pasado 21 de abril autenticar a todos los usuarios humanos para eliminar o mitigar su influencia.

Botón de editar

Lo más anecdótico de todo, pero uno de los cambios más inmediatamente evidentes para los usuarios. La plataforma incorporará por primera vez en su historia un botón que permitirá editar tuits. La cuestión fue planteada por Musk el pasado 5 de abril en otra de sus encuestas, que por supuesto recibió un respaldo abrumador, y Twitter anunció pocos días después que llevaba trabajando en esa función desde el año pasado y que llegaría a los usuarios en un futuro.