Defensa

El Ejército español compra 400 lanzagranadas Alcotán y munición a Instalaza

El Alcotán es un sistema de armas de calibre 100 mm para infantería compuesto por un tubo lanzador desechable y diversas municiones

Disparo de un lanzagranadas Alcotán
Disparo de un lanzagranadas Alcotán Instalaza

El Ejército de Tierra ha cerrado con la empresa zaragozana Instalaza la compra de un lote de 400 lanzagranadas contracarro Alcotán (M2) más cartuchos de ejercicio de este sistema por un importe de 4,5 millones de euros.

La entrega está prevista antes de final de año, el 15 de diciembre como muy tarde, según el plazo de ejecución que aparece en el anuncio de adjudicación consultado por Infodefensa. El contrato consta de dos lotes. El primero recoge la compra de 400 lanzagranadas contracarro Alcotán (M2) y el segundo de 2.000 cartuchos de ejercicio Alcotán (M). El grueso del contrato, más de cuatro millones, está destinado a la compra de los lanzagranadas.

El Alcotán es un sistema de armas de calibre 100 mm para infantería compuesto por un tubo lanzador desechable y diversas municiones (contracarro, bivalente, cabeza tándem anti-bunker y cabeza multipropósito con espoleta programable). Cuenta con direcciones de tiro reutilizables, Vosel (M2) con visión nocturna integrada de tubo intensificador de imagen y Vosel (M2) IR con cámara térmica integrada.

Las direcciones de tiro Vosel calculan la posición y trayectoria del blanco, miden la temperatura del propulsante, calculan la trayectoria del proyectil y muestran al tirador el punto futuro para maximizar la probabilidad de impacto.

A principios de este año, en marzo, el Ejército compró otro lote de 200 lanzagranadas con munición en aquella ocasión bivalente con cabeza de guerra de doble propósito antiblindaje más fragmentación. El presupuesto en este caso fue de 1,4 millones.