Los camiones sin conductor llegan a Japón

El Gobierno nipón probará convoyes de camiones autopilotados en sus carreteras desde 2018 ante la ausencia de conductores

Funcionamiento de los camiones bajo el sistema de «platooning», en unas pruebas realizadas por la empresa Scania
Funcionamiento de los camiones bajo el sistema de «platooning», en unas pruebas realizadas por la empresa Scania

Estados Unidos, Holanda e incluso un consorcio de cuatro países europeos. Y, ahora, es Japón quien se asoma a la aspiración de conseguir que camiones sin conductor se encarguen del traslado cotidiano de mercancías. En el proyecto ganan todos: las empresas ahorran costes, los Gobiernos ordenan mejor el tráfico y los investigadores pugnan por ser los primeros en dar con la fórmula que puede marcar el transporte del futuro.

Mientras una de las líneas de investigación se centra en los coches autónomos, otra muy importante se centra en la flota de camiones. El Gobierno japonés ha anunciado ahora que probará convoyes de camiones con piloto automático en sus carreteras desde 2018, dentro de su estrategia para promover este tipo de vehículos y ante la escasez de camioneros en el país, según informó el diario Nikkei y recoge la agencia Efe.

Según detalla este periódico, el proyecto se basa en el concepto de «platooning» (también denominado trenes de carretera), una agrupación de vehículos automatizados que incrementa la capacidad de transporte de las autopistas o autovías.

El plan, concebido por los ministerios nipones de Transporte e Industria y la oficina estratégica de telecomunicaciones, consiste en desarrollar camiones sin conductor y conectados de forma inalámbrica con un vehículo que encabezaría el convoy conducido por un piloto humano.

Estos camiones «inteligentes» serían capaces de acelerar y frenar manteniendo la distancia de seguridad por sí mismos, así como de realizar cambios de dirección e interpretar diferentes situaciones en carretera, según informa Efe.

Las compañías niponas del sector Isuzu Motors y Hino Motors ya están desarrollando modelos de este tipo, mientras que el Gobierno planea habilitar una vía experimental especial para los convoyes en la autovía Shin-Tomei que conecta las ciudades de Tokio y Nagoya (centro).

El Ejecutivo tiene previsto comenzar a realizar pruebas con este sistema a partir de 2018 en esa vía, una de las más transitadas del país, según señalaron fuentes gubernamentales al citado diario económico.

El objetivo es que esta nueva tecnología permita descongestionar las carreteras niponas de tráfico de vehículos pesados, así como hacer frente al problema creciente de la carencia de camioneros en el país asiático.

Asimismo, Japón tiene previsto iniciar las pruebas de coches con piloto automático en carreteras abiertas al tráfico a partir de 2017 para acelerar la normalización de esta tecnología, con la meta de que la conducción autónoma empiece se comercialice ya en 2020, cuando Tokio acogerá los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Grandes fabricantes japoneses como Toyota Motor, Honda Motor o Nissan Motor han intensificado en los últimos años, según Efe, sus esfuerzos para desarrollar estas tecnologías, parcialmente ya disponibles en varios de sus modelos, y para liderar en el futuro el mercado de los coches con este tipo de sistemas.