“Supervivientes”: famosos por poderes discutiendo en Honduras

El enganchón de Rocío Flores con Fani a cuenta de si la nieta de la Jurado es vaga o si está allí por dinero o no, fue un numerito para verlo

Los concursantes de "Supervivientes" nominando en la Gala 4.
Los concursantes de "Supervivientes" nominando en la Gala 4.Captura telecinco

No dejo de pensar que si el coronavirus se descontrola y morimos todos, cuando vuelvan los concursantes de Supervivientes de Honduras serán los únicos habitantes de España y los encargados de repoblar la península, como en una nueva versión de “Mecanoscrit del segon origen”. Pero doblemente distópico.

Porque no me negaréis que, incluso estando nosotros ya en el otro barrio, que ya ves lo que nos afectará, es inquietante pensar que la próxima generación sería la procreada por esta panda. Como una caja de hámsters desquiciada a partir de la cual empezar de cero. Que vaya cero.

Para empezar, y visto lo visto ayer en la gala, igual se devoran antes de pasar a la fase reproductiva. El enganchón de Rocío Flores con Fani a cuenta de si la nieta de la Jurado es vaga o si está allí por dinero o no, fue un numerito para verlo. La una diciendo que ella está allí “para vivir la experiencia”, uno de esos lugares comunes que con “aquí todo se magnifica” no deja de aparecer en ningún reality que se precie. Parece que Rocío es la que más cobra de todos los concursantes y eso a Fani la trae de calle, así que ha ido intentando averiguar lo que cobra cada uno. Y Rocío, claro, ha salido con que no lo hace por dinero. Como si a Honduras a convivir con toda esta panda y pasar hambre se fuese por otro motivo. “Para vivir la experiencia”. Ya, claro.

La otra movida la han tenido Cristian Suescun con Rocío (¿por qué esta criatura está en todos los jaleos?) y Jose Antonio Avilés. Avilés, desconocido por mí, es colaborador del programa “Viva la vida”. ¿No os parece maravilloso que tu biografía se resuma en “es habitual de Viva la vida”? Pues así es como aparece en la web del programa. Lo que os digo siempre: se está profesionalizando lo de ser concursante o exconcursante de realitys. Alguien con mano debería estar ya gestionando una casilla propia para la declaración de la renta, incluso su propio epígrafe como autónomos. Pero volvamos al lío, que no estamos aquí para reivindicaciones.

La discusión tuvo lugar en Honduras, pero bien podría haber ocurrido en el patio de un colegio. Uno decía “tu madre no te quiere” y la otra “ni a ti la tuya”, uno decía “has dicho que me pones cachondo” y el otro “yo no he dicho eso”. Estaban a un “rebota, rebota y en tu culo explota” de que apareciese alguien de dirección y los castigara a todos sin postre y de cara a la palmera. Qué bochorno, de verdad.

Y por si no lo habíamos pasado suficientemente mal intentando gestionar la vergüenza ajena que nos atropellaba, encima sale de nuevo el tema dramas familiares. Rocío estalla cuando Elena Rodríguez, madre de Adara (la ganadora de Gran Hermano 7, exconcursante de Gran Hermano 17, a hace dos párrafos os remito, concursantes y exconcursantes), le reprocha que su padre (el de Rocío, no el suyo), Antonio David, haya hablado de la situación familiar. La muchacha se lo toma fatal, que para eso es su padre, y lo defiende decimonónocamente entre lágrimas en uno de esos momentos de exhibicionismo emocional que a mí me provocan muchísimo pudor, Total, que lo pasé fatal.

¿Vosotros también echáis de menos cuando Supervivientes era realmente un reality de, como su propio nombre indica, supervivencia? Famosos ahí, en una isla, pasándolo mal. Los veíamos adelgazar, pelearse con los pedrolos para conseguir fuego, intentar pescar torpemente, hacer cabañas disfuncionales… Y. luego, les veíamos en las pruebas físicas pasarlo malamente otra vez. Que vale, que sí, que había rencillas, alianzas, riñas. Lo típico de la convivencia. Pero ahora parece que se prima más esa parte del concurso. Que se los llevan a una isla a Honduras pero bien podían dejarlos en un Parador en Segovia. Porque ya lo de menos es la isla y la supervivencia. Por no hablar ya de los famosos. No es que la mayoría sean famosos de segunda o tercera, es que ya hay directamente famosos por poderes. Que si el hermano de la exconcursante tal, que si la nueva novia del viudo de Lamásgrande, que si el hijo de una modelo-presentadora venida a menos. Este reality se parece cada vez más al ¡HOLA!, que ya sale en portada a cualquiera.

Por resumir: lágrimas, gritos, peleas y Alejandro Reyes (el hijo de Yvonne Reyes y de, es posible tal vez quizás en ausencia de prueba genética y porque así lo dijo un juez, Pepe Navarro) expulsado. Nominados para la semana que viene: Hugo Sierra (el ex de Adara, la exconcursante), Ivana Icardi (influencer y hermana de) y Cristian Suecun (hermano de ex concursante). ¿Os acordáis de lo que os decía hace ocho líneas sobre los famosos por poderes? Pues eso.