El hijo de un concursante intenta superar a su padre 22 años después

Esta es la historia que une a David con el concurso «Alta Tensión»

«Alta Tensión»
«Alta Tensión»Mediaset

De tal palo tal astilla. Una de las magias que tiene la televisión es que nos lleva acompañando durante generaciones y generaciones y algunos de sus formatos son parte de nuestra vida e incluso de la historia de nuestro país. Los concursos, en especial, ocupan gran parte de nuestra memoria colectiva televisiva, ya que el hecho de que participen concursantes anónimos como nosotros mismos hace que se dispare la empatía y nos identifiquemos con ellos aún más que con cualquier personaje de ficción.

Pero mención aparte merece la historia de José Antonio. El polifacético concursante de «Alta Tensión», modelo y apasionado por el ajedrez, compartió con Christian Gálvez la estrecha relación que le une al programa y el motivo por el que se había presentado.

Resulta que hace 22 años, su padre ya se había presentado al mismo formato de paneles y bombillas, por entonces presentado por nada menos el mítico Constantino Romero. “Enhorabuena, que estuviste con el maestro. Yo soy un mero aprendiz”, dijo Christian Gálvez a José Antonio.

Viene de genética, de familia, y después de 22 años está aquí el hijo concursando”, comentó David sobre tan curiosa coincidencia. El concursante contó que su padre fue finalista y “se llevó 300.000 pesetas” (1.800 euros), dinero que destinó a comprarse un coche.

«Alta Tensión» es ya todo un clásico de la televisión, aunque ya se ha recorrido casi toda la parrilla: Precisamente debutó en Antena 3 en la temporada 1998-99, para luego ser recuperado por Cuatro, del 2006-2008, luego por Veo Televisión en 2011 y ahora ser recuperado por Telecincoo.