Llega “Nueve perfectos desconocidos”: la ciudad de vacaciones para mentes inestables

Nicole Kidman protagoniza esta serie en Amazon Prime

Nicole Kidman
Nicole Kidman FOTO: APV

Titulada como la película de Álex de la Iglesia en la que un grupo de amigos desnudan la intimidad de sus teléfonos móviles, la nueva serie de Amazon Prime Video «Nueve perfectos desconocidos» vuelve a demostrar que nadie está libre de secretos, problemas o complejos. En este caso nueve personas visitan el centro de bienestar Tranquilum con el objetivo de poner fin a su ansiedad y sus preocupaciones, a desconectar. Porque las vacaciones pueden ser el infierno de las mentes inestables, cuando la falta de rutina, los problemas de insomnio por el calor o el exceso de horas de convivencia puede hacer estallar todo por los aires. Por eso recurren estas nueve almas, a Tranquilum, destino vacacional diseñado para la recuperación, donde el móvil o el alcohol están prohibidos.

A diferencia de otras ficciones de este tipo no se trata de terapias de pareja al uso, de hecho, entre este selecto grupo hay familias, clientes solitarios y también parejas en momento de crisis. Entre estos personajes destaca la presencia de Francis (Melissa McCarthy), una escritora de éxito que no logrará su objetivo de pasar inadvertida entre el resto de huéspedes.

La narrativa recuerda a cualquier documental de La 2, con música, sonidos y planos de atardeceres que sumergen al espectador en un ambiente zen. Pero esta relajación alcanza un punto siniestro. Tranquilum es la casa de la calma pero también del control. Los huéspedes cuentan con una videovigilancia constante y son despojados de cualquier instrumento de comunicación con el exterior. Roza la secta.

Por si esto fuera poco, este complejo está dirigido por una empresaria rusa, con vestuario algo alternativo e interpretado por Nicole Kitman. El personaje le va como un guante. Pocas expresiones faciales son capaces de decir tanto con un solo gesto, transmitiendo misterio, paz y temor a la vez. Ella también esconde un oscuro pasado que solo se deja ver a través de una cicatriz en su pecho. Pero a todos les persigue el pasado y la culpa, de hecho, no es casualidad que una de las expresiones más repetidas en la serie sea «lo siento».

Aunque se podría catalogar como un thriller, la comedia también tiene un peso crucial en la trama. La producción de Amazon dibuja personajes a los que la sociedad catalogaría como «dramáticos», pero que en realidad viven la tormenta de estar al borde del ataque de ansiedad. Paradójicamente se nota la tensión en Tranquilum, como si cualquiera de los nueve pudiese estallar en cualquier momento. Porque para disfrutar de un centro zen no se puede llegar en plena crisis. Por ello, la trama transcurre en diez días, el periodo que estarán alojados los nueve huéspedes, que tendrán que convivir en cada comida del día y las terapias en grupo.

Como en cualquier centro de bienestar, no faltan las promesas entre su staff, ofreciendo garantías de que la experiencia les transformará para siempre. El mito del crecimiento exprés. Entre los objetivos que persiguen los nueve clientes hay de toda clase, algunos intentan superar un trauma, otros reconducir su relación de pareja y alguno afronta una crisis vital y profesional sin precedentes. Eso sí, todos paracen millonarios, transmitiendo la crítica de que la salud mental solo es accesible para ricos.

Esta ficción dirigida por Jonathan Levine, cuenta con un reparto de lujo. Bobby Cannavale, Michael Shannon, Melissa McCarthy y Samara Weaving componen el elenco, entre otros. Más allá de que la serie se lanzara con un triple estreno, el resto de capítulos se emitirán cada semana.

La verdad es que el lanzamiento de esta serie parece escogido a medida, en un verano marcado por la salud mental. La gimnasta Simone Biles, en los recientes Juegos Olímpicos de Tokio, cuando todos estaban pendientes de los protocolos covid, alzó la voz, dando visibilidad a la otra pandemia. Así, otros ejemplos, como la artista María Isabel, que decidía dejar la música por sus problemas de ansiedad.