“Esta situación produce un desequilibrio mental gordo, sigo preparándome al 200%”

Tomás Campos está anunciado en Madrid el 5 de abril, el coronavirus retuerce la salud y los sueños

Tomás Campos estaba a punto de dejar atrás el invierno, el largo invierno, el de la preparación, el de los entrenamientos eternos en busca del muletazo perfecto. El de viajar aquí y allá para hacer tentaderos, vacas y más vacas que dan forma a la puesta a punto de un torero en la soledad del campo antes de que suene el clarín del miedo y la hora de la verdad. Tomás está entre esos toreros que van dejando en el camino buenas condiciones y ganas de volver a verle en un sistema que de por sí da pocas opciones. De ahí que la tarde que tiene, todavía hoy, contratada el Domingo de Ramos en la Monumental de Las Ventas, lo fuera todo. “Todo esto impone mucho, es una situación desconocida y nos pasa por encima. En lo personal, mi fecha no está anulada oficialmente, pero tiene mala pinta la verdad, y esto produce un desequilibrio mental gordo, porque si de por sí uno dedica las 24 horas del día a pensar en un compromiso como Madrid, cuando se dan estas circunstancias... Te desubica del todo, por todo lo que sucede, porque es una quiebra para el sector, porque hay mucha gente que vive de esto ahora para todo el año. Uno ya duda de si en algún momento volverá la normalidad”, dice el torero de Llerena. “Pero mientras me sigo preparando como siempre, al 200%, voy al día, no quiero proyectarme más allá”.

Se da por perdida su cita venteña para el próximo 5 de abril, aunque todavía no se haya dicho de manera oficial, también iba a ir a San Isidro. Feria que todavía no ha sido presentada y puede que antes de que esto ocurra se suspenda, dado el foco de coronavirus que acecha España y sobre todo Madrid. La Feria de Abril ya se suspendió, como antes hizo Fallas, Castellón, Arnedo, Arles. Tiempos convulsos para el mundo.

Dado el carácter estacional del sector, pone a los profesionales en una situación complicada, ya que tanto los toreros, como banderilleros, picadores, mozo de espadas o los empresarios, son en los meses que van de marzo a octubre cuando facturan para el resto del año, por lo que esto les empuja a una quiebra técnica del sector para este 2020.

Desde Anoet, la Asociación Nacional de Espectáculos Taurinos, han enviado un comunicado de prensa en el que admiten ser: “Conscientes de la situación que conlleva la paralización de la actividad taurina, como otros sectores económicos, y más que nunca necesitamos la colaboración y coordinación con todos los que integramos la Tauromaquia. En este sentido hemos enviado carta al Ministro de Cultura y Deporte, manifestando la gravedad de la situación generada por la crisis sanitaria. En importante valorar la situación actual y establecer las acciones necesarias para que, cuando entre todos, superemos esta crisis sanitaria, podamos reanudar la actividad. ANOET se encuentra trabajando en esta línea, velando por los intereses de todos los que forman parte en el espectáculo y como no de los aficionados”.