Andalucía

Moreno pide a la UE un fondo urgente ante el Brexit y no recortar la PAC

Sevilla acogerá en mayo una reunión de las regiones intermediterráneas en la que el presidente quiere impulsar un compromiso medioambiental conjunto contra el cambio climático

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, desplegó ayer la agenda de su segundo viaje oficial a Bruselas con tres ámbitos estratégicos para la economía andaluza en mente: la agricultura, el turismo y el medio ambiente. Y para todos ellos reclamó una «especial sensibilidad» por parte de la UE hacia las regiones periféricas como Andalucía, léase fondos para afrontar los retos de estos sectores ante el Brexit y el cambio climático. En concreto, ante de la futura PAC habló con la directora general de Agricultura, la almeriense María Ángeles Benítez, para reclamar que al menos se mantenga en el próximo ejercicio 2020-2025 el presupuesto del actual frente a las peticiones de recortes planteadas por algunos Estados miembros. Y durante su intervención en la reunión del grupo popular europeo en el Comité de las Regiones, con el griego Apolos Txitxicostas entre los presentes en víspera de asumir hoy la presidente de dicho comité, solicitó un «fondo específico de urgencia» para paliar los efectos del Brexit en la agricultura y el turismo.

Andalucía asumirá, en coalición con Galicia, la Vicepresidencia del Comité Europeo de las Regiones correspondiente a España y, el próximo mayo, Sevilla acogerá la asamblea general de las regiones intermediterráneas, una de las seis áreas de la Conferencia Europea de Regiones Periféricas y Mediterráneas. Moreno quiere impulsar que de esa reunión salga una «declaración» en la que las regiones mediterráneas asuman compromisos conjuntos contra el cambio climático, ante el que estos territorios son especialmente vulnerables.

Si hay una política europea que incida en Andalucía es la agraria, clave para un campo actualmente en pie de guerra por los precios de sus productos, ante lo que el presidente andaluz también reclamó a la directora general de Agricultura mayor «control» por parte de la UE para evitar las grandes diferencias entre lo que se paga al agricultor por su producción y lo que cuesta al consumidor, así como «transparencia» y vigilancia ante la entrada a Europa de mercancías de países extracomunitarios donde rigen otras reglas en el mercado laboral y de seguridad.

Los fondos europeos de la PAC son claves para la agricultura andaluza y «la mejor garantía de que no haya despoblación», por lo que Moreno señaló la importancia de mantener una «presencia constante» en Bruselas para que se oiga la «voz» de Andalucía frente a la de países que ya apuntan a un recorte de estos fondos cuyo efecto sería «muy negativo para Andalucía». El ministro de Agricultura, Luis Planas, también ha apuntado que el Gobierno español peleará contra ese recorte y ahí, según Moreno, contará con el respaldo de la Junta. Pero Moreno recordó que los fondos que lleguen a España serán también objeto de un reparto entre las comunidades donde la Junta será «muy beligerante» contra «desequilibrios» y tentaciones de «mercadear» con estos fondos para pagar apoyos electorales, en clara alusión a posibles privilegios a Cataluña o País Vasco en el reparto.

Además de la PAC, el sector agrícola afronta el reto del cambio climático que está «transformando nuestro sistema productivo», una preocupación que Moreno mostró tanto ante la directora general de Agricultura como en la reunión de los populares europeos en el Comité de las regiones, y que afecta especialmente a las regiones mediterráneas como Andalucía. En esa reunión, el presidente andaluz recordó el carácter «estratégico» de la «tercera región más poblada de Europa» no sólo para la UE como puente entre ésta y África sino para el propio grupo popular europeo en el Comité de las Regiones, del que por primera vez forma parte el PP andaluz tras llegar al Ejecutivo autonómico después de 37 años de gobierno socialista. Por ello, el presidente de los populares europeos, Orgierd Geblewicz –también nuevo en el cargo– le dio una «cordial bienvenida».

Igualmente el futuro presidente del Comité de las Regiones Txitxicostas aludió a ese logro electoral en el breve encuentro que mantuvo con Moreno antes de la reunión del grupo popular, al felicitarle por el vuelco alcanzado en el Gobierno andaluz y mostrar el respaldo del PPE. Un apoyo que el presidente de la Junta y del PP andaluz también trasladó al calificar al grupo popular europeo como «la columna vertebral de la Unión Europea» y defender el papel del Comité de las Regiones, a cuya sesión constituyente asistió, para que la voz de los territorios «sea tenida en cuenta en las decisiones que nos afectan».

La Junta reclama recuperar el programa de cooperación con Marruecos

Hasta 2014, la Unión Europea financió un programa de cooperación Andalucía-Marruecos que en el último periodo en el que existió, 2007-2013, contó con un presupuesto de cien millones de euros. El actual Gobierno autonómico quiere recuperar ese programa y así se lo pidió ayer el presidente de la Junta, Juanma Moreno, al futuro vicepresidente del Comité Europeo de Regiones, el portugués Vasco Cordeiro, representante de las Azores y presidente de la Conferencia de Regiones Periféricas y Marítimas. La recuperación de este programa fue tratada por el presidente de la Junta con el Gobierno marroquí en junio durante su viaje oficial al país vecino y ayer en Bruselas realizó su petición formal a la UE, a través de Cordeiro –que se alternará con Txitxicostas en la Presidencia del Comité de las Regiones– para volver a contar con una iniciativa que se mantuvo durante 25 años y desapareció hace cinco.

Las claves

Andalucía asumirá en 2022 una de las Vicepresidencias del nuevo Comité Europeo de las Regiones, constituido ayer en Bruselas. Se trata de la Vicepresidencia que le corresponde a España como Estado miembro de la UE. Andalucía comparte esta representación con Galicia para el periodo 2020-2025 si bien durante los primeros dos años y medio del mismo la ocupará el Gobierno gallego.