La ONG del chef José Andrés entrega en España dos millones de menús durante la pandemia

World Central Kitchen ha contado con catorce cocinas repartidas en diez ciudades en las que el colectivo ha elaborado más de 20.000 raciones diarias

La oenegé World Central Kitchen (WCK), fundada por el chef José Andrés, ha entregado este miércoles en Marbella (Málaga) la comida 2.000.000 que ha elaborado el colectivo para ayudar a los hogares más golpeados por la crisis durante el coronavirus en España.

El chef, que ha visitado las instalaciones del hotel Anantara Villa Padierna, ubicado en el municipio malagueño de Benahavís y desde el cual el colectivo ha elaborado los menús para las familias más vulnerables de la zona, ha destacado el “paso al frente” que ha dado la asociación para actuar ante la pandemia.

“Siempre sabemos dónde hay alimentos y dónde hay gente que se va a unir a nosotros. Una vez cocinamos se trata de buscar la forma de distribuir la comida y buscar las necesidades del que tiene hambre”, ha destacado el chef, al tiempo que ha indicado que “hemos encendido la mecha y hemos conseguido que miles y miles de personas tengan un plato de comida y un mensaje de que alguien les quiere y se preocupa por ellos”.

WCK comenzó el 27 de marzo a trabajar en España para ayudar a los hogares más afectados por el Covid-19. Para ello, ha contado con unas 14 cocinas en cerca de diez ciudades del país en las que el colectivo ha elaborado más de 20.000 raciones diarias.

En Marbella, WCK ha entregado, desde el 24 de abril, más de 50.000 comidas que han distribuido los colectivos Detente Y Ayuda, Cáritas y Bancosol. “Era un momento en el que se incrementó la necesidad y ha sido maravillosa la explosión de empatía y de cariño. Gracias a la labor de las oenegés y sus miles de voluntarios, la necesidad no ha ido a más”, ha señalado el chef.

En el hotel Anantara Villa Padierna, WCK ha contado con la colaboración del chef ejecutivo del establecimiento, Manuel Navarro; del chef Aitor Perurena; y de cerca de 150 voluntarios que han elaborado una media de 1.000 raciones al día para atender las necesidades de los hogares más necesitados de Marbella o Benahavís.El chef ejecutivo del hotel, Manuel Navarro, ha señalado que "hemos hecho platos caseros poniéndole corazón y a gran escala porque nuestras instalaciones se prestan a ellos".

Por su parte, el chef Aitor Perurena ha destacado el compromiso “de voluntarios y colectivos sociales” para ayudar a las familias más necesitadas. “Empezamos haciendo 450 comidas al día, pero al día siguiente llegamos a las 600. Días después llegamos a las 1.200. El pico fue 2.400 comidas en un día”, ha explicado.

El director general del hotel, Jorge Manzur, ha destacado que la colaboración con WCK ha sido "la mejor manera de ayudar a la comunidad a la que nos debemos dando esa cantidad de comidas y ayudando a todas las personas que lo necesitan".

WCK, que empezó su actividad en 2010, ha intervenido en más de 20 ciudades del mundo para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Desde su fundación, ha servido más de 15 millones de comidas a las personas afectadas por desastres naturales y otras crisis en el mundo en países como Albania, Bahamas, Colombia, Guatemala, Haití, México, Mozambique, Venezuela o Estados Unidos.