Bendodo: «Estamos soportando el impacto de la crisis del coronavirus a pulmón»

El saldo del Ejecutivo de Pedro Sánchez «es de menos 100 millones», según la Junta. Rechazadas las «cuentas claras» de Adelante. Del Pozo defiende que Cultura recibe la mayor inyección de la historia

El portavoz del Gobierno andaluz y consejero de Presidencia, Elías Bendodo
El portavoz del Gobierno andaluz y consejero de Presidencia, Elías BendodoManuel Olmedo

El Pleno del Parlamento de Andalucía giró en torno a un doble concepto de «cuentas claras»: las de la reinvidicación del Gobierno andaluz de fondos para la pandemia del Covid-19 y el rechazo a la propuesta de Adelante Andalucía para dotar de mayor transparencia a la administración regional. El portavoz del Gobierno andaluz y consejero de Presidencia, Elías Bendodo, insistió en que el saldo actual del Ejecutivo de Pedro Sánchez en relación a los fondos prometidos contra el coronavirus es «de menos 100 millones», dado que «han llegado 100 millones» y se han retraído 200 millones de la formación. «De los miles de millones anunciados han llegado sólo 100 millones de euros», insistió Bendodo, que apuntó que la Junta ha tenido que tirar de «la tercera opción» posible, que pasa por «buscarse la vida, porque estamos soportando el impacto de la crisis a pulmón». Se trata de la misma expresión que utilizaba la ex presidenta Susana Díaz cuando se refería a la dependencia.

Bendodo defendió de nuevo «que prevalezca el criterio de la población en el reparto de los 16.000 millones» anunciados por el Gobierno de Pedro Sánchez. «Andalucía pierde en torno a 800 millones. Andalucía va a recibir algo más de 2.000 millones», cifró Bendodo, por «los 1.000 millones más que recibe Cataluña con un millón de habitantes menos». Bendodo aludió a que «desde chico» ha visto la histórica defensa de todos los presidentes socialistas del criterio de reparto poblacional, durante el debate sobre la convalidación o derogación del decreto ley de medidas urgentes para reactivar la hostelería, la restauración, el ocio y el esparcimiento, y el Gobierno del PP y Cs ahora defiende el mismo criterio.El decreto salió adelante con los votos de PP, Cs y Vox, en contra del PSOE y la abstención de Adelante. Bendodo justificó la urgencia de la medida en la crisis del coronavirus y recordó que la hostelería suma a 55.000 establecimientos, genera 295.000 empleos, 17.000 millones de euros y supone el 5,9 % de la riqueza regional. El PSOE calificó el decreto como «un disparate» por la falta de participación y cuando ya está otro en vigor que lo deroga y después de cinco modificaciones en un mes. «Chapuza tras chapuza», señaló el socialista Jiménez Barrios. Adelante Andalucía, por su parte, criticó el «enchufismo» con los contratos a los vigilantes de playa.

El Pleno continuó con la propuesta de ley de cuentas claras de Adelante, rechazada con los votos en contra de PSOE, PP, Ciudadanos y Vox. La iniciativa de Adelante «contra la corrupción», y que se basa en conocer los movimientos bancarios de la Junta –algo que puede consultarse en gran medida en el portal de la transparencia–, se quedó sin apoyos más allá del grupo proponente. El popular Pablo Venzal criticó la necesidad de «buscar un titular» y defendió las medidas por la transparencia del actual ejecutivo e incluso también del anterior del PSOE.

Un diputado de Adelante, en el Parlamento
Un diputado de Adelante, en el ParlamentoManuel Olmedo

Por su parte, la consejera de Cultura y Patrimonio, Patricia del Pozo, defendió que el sector cultural andaluz recibirá en seis meses «la mayor inyección directa de fondos de la historia de la Consejería de Cultura» para paliar los daños del confinamiento.

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo
La consejera de Cultura, Patricia del PozoManuel Olmedo